China limpia el cielo de Pekín durante 3 días para un desfile

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
contaminación china pekin

Todos hemos visto las fotos del cielo de Pekín, con la contaminación impidiendo ver más allá de un par de metros. También hemos visto los estudios, que aseguran que salir a las calles de Pekín es como fumar 40 cigarrillos al día. Pues bien, resulta que todo eso tiene solución. La buena noticia es que el gobierno chino ha conseguido que el cielo de su capital vuelva a ser azul. La mala noticia es que sólo ha durado tres días. 

Según parece, todo ha sido orquestado para que el desfile del ejército chino saliese bien en las fotos. Así que el día 3 de septiembre, los carros de combate, los drones y los efectivos del ejército chino desfilaron por la ciudad con una luz solar de la que hacía años que no se disfrutaba. 

La mejora ha sido significativa. Según el índice del calidad del aire AQI, que se establece de 0 a 500, Pekín estaba ese día en un 17. Un auténtico récord, y más teniendo en cuenta que a día de hoy ya ha vuelto a estar en la "zona roja" de la escala, con una puntuación de 153... y subiendo. 

Resulta increíble que se haya llegado a tener este éxito despejando el cielo pekinés de contaminación. Especialmente cuando el gobierno chino aseguraba que era prácticamente imposible. Se habló de planes bastante disparatados para conseguirlo, como usar drones para mantener el cielo despejado

Entonces ¿cómo ha sido posible? pues acudiendo directamente a la fuente, haciendo que entre 10.000 y 12.000 fábricas de Pekín y las ciudades cercanas detuvieran su producción. Se paralizaron también 40.000 obras, y sólo se permitió circular en coche a la mitad de la población, haciendo que se alternasen entre matrículas pares e impares. ¿Implicará esto una caída en las existencias de productos chinos como el clon barato del Apple Watch?

Por supuesto, la población lo agradeció muchísimo, aunque hubo un par de disidentes que comentaban con ironía que el cielo estaba de un "azul desfile". Por supuesto, la censura del gobierno chino no tardó en meterse por medio, y esa frase en concreto fue perseguida y eliminada sistemáticamente de la red social Weibo.