Un chip implantable para ver los datos médicos en el móvil

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Un chip implantable para ver los datos médicos en el móvil

Un equipo de investigadores de varios laboratorios de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) en Suiza ha desarrollado un chip que se implanta bajo la piel que permite llevar a cabo un análisis constante de los datos biomédicos de un paciente, así como ver los resultados en el móvil en tiempo real.

Este chip con biosensores integrados permite monitorizar de una manera precisa diversos parámetros del organismo del paciente.

"Es el primer chip del mundo capaz de medir no sólo el pH, sino también moléculas relacionadas con el metabolismo como la glucosa, el lactato y el colesterol, así como los fármacos", asegura Sandro Carrara, responsable de la investigación. 

Mientras que un análisis de sangre convencional requiere un lento procedimiento (extracción, envío de las muestras al laboratorio, análisis de la sangre y elaboración del informe de resultados), el dispositivo de este equipo de investigadores hace posible el análisis constante durante un largo periodo de tiempo y la consulta de los resultados en tiempo real

Este chip permite controlar los datos biomédicos a través del móvil

El dispositivo, que se implanta bajo la piel del paciente, tiene un tamaño de un centímetro cuadrado, y en un espacio tan pequeño aglutina diversos componentes. Por un lado, cuenta con un circuito con seis sensores, que son los responsables de las mediciones y los análisis.

Por otro lado, dispone de una unidad de control que analiza las señalas de entrada, así como de una bobina de inducción, que se alimenta de una batería conectada a la piel a través de un parche. Además, tiene un módulo de transmisión bluetooth que envía los resultados de los datos biomédicos al teléfono móvil de manera inmediata. 

Bill Gates financia chip anticonceptivo por control remoto

El chip ha sido probado con éxito en ratones, donde se ha demostrado que resulta eficaz para llevar a cabo un control constante de los niveles de glucosa y paracetamol. Además, en las pruebas ha quedado patente que su uso es menos invasivo para el paciente que llevar una vía todo el tipo o someterse a análisis de sangre frecuentes, ya que se implanta justo debajo de la epidermis y no molesta. 

El equipo espera iniciar los ensayos clínicos en humanos durante un periodo de tres a cinco años para evaluar los resultados y comenzar su implantación. "Conocer el efecto preciso y en tiempo real de los fármacos sobre el metabolismo es una de las claves para la medicina personalizada", explica el Dr. Carrara. 

[Fuente: EurekAlert!]