Los científicos trabajan en una vacuna para dejar de fumar

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
vacuna para dejar de fumar

Muchas personas tienen como propósito dejar de fumar, pero en algún momento del proceso les falla la fuerza de voluntad y acaban sucumbiendo a la tentación del tabaco

Para que todos los individuos que se planteen abandonar este hábito tan poco saludable lo consigan y que no vuelvan a recaer, un grupo de científicos del Instituto de Investigación Scripps en San Diego (Estados Unidos) está trabajando en el desarrollo de una vacuna para dejar de fumar

En la actualidad existen diversos sustitutivos de la nicotina y remedios para dejar el tabaco, aunque estos métodos en muchas ocasiones no resultan eficaces. Por ejemplo, los parches y los chicles suministran nicotina a nuestro organismo, pero en infinidad de casos no consiguen eliminar la ansiedad ni hacer que el paciente olvide el hábito de fumar. 

Por otra pare, también podemos encontrar medicamentos que actúan sobre los receptores nicotínicos de la acetilcolina. Estos fármacos tienen un efecto más contundente que los parches o los chicles, pero tienen el incoveniente de que en muchos casos presentan efectos secundarios desagradables, entre los que destacan cambios de humor severos, depresión e incluso alucinaciones.

La vacuna para dejar de fumar en la que están trabajando estos investigadores de dirige directamente a la molécula de nicotina. En ensayos previos, los científicos consiguieron que los pacientes produjeran unos niveles altos de anticuerpos anti-nicotina, lo que permitía que fueran más propensos a abstenerse de fumar, pero no obtuvieron unos resultados positivos reseñables.

La bacteria que come nicotina, remedio para dejar de fumar 

En el nuevo enfoque planteado, la vacuna ha sido diseñada con un mayor número de anticuerpos. En las pruebas con ratones en el laboratorio ha demostrado que tiene la capacidad de retrasar los efectos de la nicotina en el cerebro tan sólo diez minutos después de ser inyectada, y además reduce la concentración de nicotina. 

Los científicos tienen que seguir trabajando para perfeccionar la vacuna y avanzar en la investigación hasta poder hacer ensayos con seres humanos.