De cómo un viaje al espacio podría dejarte ciego

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Un viaje al espacio podría dejarte ciego (o, como mínimo, hacerte perder buena parte de tu visión)

Decía Chris Hadfield en su popular libro "Guía de un astronauta para vivir en la Tierra" que en el espacio no hay cabida para la actitud positiva: el astronauta en ningún momento piensa que todo irá bien, sino que está constantemente calculando cuál de los objetos que tiene a su alrededor será el siguiente en intentar matarlo.

Pero cuando uno está viajando a cientos de miles de kilómetros de distancia de la Tierra, no todos los peligros tienen forma de asteroide o herramienta. Ya en la década de los 90' la NASA no conseguía explicarse cómo era posible que sus astronautas, quienes -entre otros muchos requisitos- han de tener una vista perfecta al cien por cien para poder viajar fuera del planeta, regresaran a la Tierra habiendo perdido buena parte de su visión.

Desde hace algún tiempo, toda la explicación de la pérdida de visión de los astronautas está en las siglas de VIIPVisual Impairment Intracranial Pressure, o deterioro visual causado por la presión intracraneal. Estas siglas son las que explican casos como el del astronauta John Phillips, quien tras haber pasado seis meses en la Estación Espacial Internacional se encontró en su regreso a la Tierra con la sorpresa de que tenía que empezar a utilizar gafas cuando en toda su vida jamás había experimentado problemas de visión.

Así funciona el "Internet del espacio" que ha creado la NASA

Para ser exactos, tras su periplo por el espacio John Phillips pasó de tener una vista 20/20 (lo que para los americanos es una vista perfecta) a una vista 20/100, lo que se traduce en que debía acercarse a seis metros para ver un objeto que una persona con buena visión sería capaz de distinguir a más de 30 metros.

Pero Phillips está lejos de ser el único afectado por este problema, ya que prácticamente todos los astronautas que pasan mucho tiempo en el espacio regresan habiendo perdido visión.

La culpable de este problema es la gravedad (o, mejor dicho, su ausencia en el espacio). Lo que todavía no está tan claro incluso a día de hoy es si la gravedad es responsable de la pérdida de visión en el sentido de que aumenta desde dentro de la cabeza la presión sobre los ojos o si, tal y como se está empezando a creer desde hace algún tiempo, la causa reside en realidad en un cambio en los fluidos del cerebro.

El libro del famoso astronauta Chris Hadfield: Guía de un astronauta para vivir en la Tierra

Independientemente de si la causa es una u otra, lo que está claro es que el ser humano todavía no está listo para hacer viajes más largos por el espacio. Si una estancia de seis meses ya genera pérdidas de visión a los astronautas, es fácil imaginarse las consecuencias que podría tener un viaje a Marte, cuya duración superaría de largo los dos años.

Galería de fotosLas 7 curiosidades más impactantes de la NASAver las 8 fotos

[Últimas publicaciones al respecto: Phys.org]