Un conductor huye de un accidente y su coche llama a la policía

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Un conductor huye de un accidente y su coche llama a la policía

A muchas personas les aterroriza la perspectiva de que los coches sin conductor tomen las carreteras.

Una cosa es que un robot recicle residuos tóxicos y otra muy distinta que conduzca tu coche a 100 kilómetros por hora en una carretera llena de vehículos, junto a un barranco...

Hace unos días se difundió en las noticias la cómica imagen de un policía intentando poner una multa a un coche autónomo de Google. Si un coche sin conductor comete una infracción... ¿quién es el responsable? ¿Su dueño? ¿Google?

Por suerte, los defensores de esta nueva tecnología tienen hoy una noticia de la que alegrarse: un conductor imprudente ha sido detenido tras provocar un accidente y huir del lugar de los hechos. Su propio coche le denunció a la policía.

Nace Roborace, carreras de coches autónomos en la Fórmula E

Los coches autónomos aún están lejos de circular libremente por las carreteras, pero ya existen vehículos dotados de sistemas inteligentes que se ponen en contacto con la policía o los servicios de emergencias cuando detectan que el propio coche ha sufrido un golpe brusco.

El pasado lunes, la policía de Florida respondió a la llamada de socorro de Anna Preston, una conductora que aseguraba que un vehículo negro le había golpeado por detrás y se había dado a la fuga. La víctima tuvo que ser hospitalizada por un golpe en la espalda.

Casí en el mismo momento recibieron una llamada automatizada en donde una voz grabada les informaba de que un vehículo había sufrido un golpe, y debían pulsar la tecla 0 para hablar con el conductor. La policía siguió las instrucciones y contactó con la dueña del coche, Cathy Bernstein, que aseguró que no había sufrido ningún accidente, y que no sabía por qué su coche había llamado a la policía.

Extrañados por la repuesta, pues este tipo de llamadas automatizadas sólo se llevan a cabo cuando el vehículo sufre un golpe brusco, dos agentes acudieron a la casa de Cathy. Descubrieron que su coche tenía un fuerte golpe en el parachoques delantero, y restos de pintura del coche de Anna Preston. Aún así la infractora aseguró que se había golpeado contra un árbol. Tras un interrogatorio acabó confesando y además descubrieron que también había huido de un accidente anterior.

Cathy Bernstein se encuentra ahora encarcelada, a la espera de juicio. ¿Testificará su propio coche en su contra?

[Fuente: Techworm]

Google ya puede probar su coche autónomo en España