Descubren cómo fabricar biodiésel barato con caña de azúcar

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
biodiesel de caña de azucar

Un equipo de científicos de la Universidad de Illinois en Estados Unidos ha desarrollado un procedimiento eficiente y económico para fabricar biodiesel a partir de la caña de azúcar

En la actualidad, buena parte del biodiésel que se produce proviene de la soja, especialmente el que se elabora en Estados Unidos. Sin embargo, la eficiencia de este vegetal para la fabricación de este combustible no es muy elevada: con una plantación de media hectárea sólo se consigue un barril de biodiésel. 

Los investigadores han demostrado que la caña de azúcar es mucho más productiva. La planta que han diseñado tiene la capacidad de producir hasta el 12% de su peso en aceite, y los científicos aseguran que se en el futuro se puede incrementar hasta alcanzar el 20%. Esto permitiría obtener hasta 17 barriles por cada media hectárea.  

El objetivo del estudio consistía en encontrar alternativas eficientes que puedan considerarse para sustituir a los combustibles fósiles, ya que con la soja no es posible producir cantidades suficientes como para abastecer las necesidades del mundo moderno. Además, este cultivo tiene la ventaja de que el azúcar sobrante puede ser utilizado para hacer etanol, de forma que destaca por su gran aprovechamiento.

"Pensamos que necesitábamos un cultivo muy productivo, algo que pudiera crecer en la tierra pero que no se utilice como fuente alimenticia principal", señala Stephen P. Long, director del proyecto de investigación. "Se nos ocurrió que la caña de azúcar podría funcionar".

El biodiesel de algas, a la vuelta de la esquina

Una vez elegido el cultivo, los científicos alteraron el metabolismo de la planta para convertir los azúcares en lípidos o aceites mediante los que fabricar el biodiésel. De forma natural, la caña de azúcar tiene una composición de alrededor del 0,05% de aceite, y con la modificación han conseguido aumentar estos niveles hasta el 12%, aunque esperan que todavía crezca más, hasta alcanzar el 20%. 

La producción de biodiésel a partir de la caña de azúcar tiene la ventaja además de ser más barato que el de soja y el de otras biomasas, por lo que los investigadores consideran que sería una alternativa interesante para los combustibles fósiles.