Se desprende de la Antártida uno de los mayores icebergs de la historia

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
iceberg antartida

Un satélite estadounidense ha revelado que se ha desprendido de la Antártida uno de los icebergs más grandes de la historia. La plataforma de hielo, que se ha desgajado de una zona conocida con el nombre de Larsen C, ocupa un área de un tamaño de unos 6.000 kilómetros cuadrados aproximadamente y tiene un peso que supera el billón de toneladas. 

Este suceso no pilla por sorpresa a los científicos, que llevaban realizando un seguimiento de la grieta producida en la superficie de la Antártida desde hace más de una década. A partir del año 2014 se observó una aceleración en el avance de la fisura, y desde el último mes se empezó a anunciar que la rotura iba a ser inminente, ya que en solo seis días del mes de mayo la grieta creció 17 kilómetros.

El iceberg, que se conoce con el nombre de A68, ahora se encuentra vagando a la deriva en el mar de Weddell, en el Océano Atlántico Sur. Los investigadores señalan que ha cambiado el paisaje de la Península Antártica y que la plataforma Larsen C se ha quedado en la extensión más baja desde el final de la última edad de hielo hace 11.700 años.

Iceberg gigante

En cuanto a su evolución, "puede permanecer en una sola pieza, pero es más probable que se rompa en fragmentos", señala Adrian Luckman, investigador principal del Proyecto MIDAS. "Algunos trozos de hielo pueden permanecer en el área durante décadas, mientras que partes del iceberg puede derivar hacia el norte hasta aguas más cálidas”. 

De acuerdo con los datos que manejan los científicos, el nuevo iceberg se encuentra entre los diez más grandes que se han registrado hasta el momento en la historia, aunque está lejos de las monstruosas plataformas de hielo desgajadas que ocupan las primeras posiciones. 

Los científicos no se explican estas nubes azules en la Antártida

El iceberg más grande del que se tienen noticias fue descubierto en 1956 y medía aproximadamente 32.000 kilómetros cuadrados. Todavía no había satélites, por lo que los registros no se pueden verificar a través de estas imágenes. Ya en la era de los satélites, el iceberg más grande que se ha podido observar es el B-15, que se desprendió en el año 2000 y tenía una extensión de unos 11.000 kilómetros cuadrados, casi el doble que el que se ha generado en Larsen C.

Los científicos señalan que es habitual que se desprendan icebergs de la Antártida y, aunque no establecen una relación directa de este fenómeno con el cambio climático, éste influye negativamente a la conservación de las capas de hielo. De momento se desconocen cuáles han podido ser las causas, pero los glaciólogos no están particularmente alarmados por lo que está sucendiendo en Larsen C.

[Fuente: BBC]