Diseñan un parche para reparar el corazón después de un infarto

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
parche infarto

De acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte en todo el mundo, y por ello la comunidad científica dedica grandes esfuerzos para intentar tratarlas y combatirlas. 

Ahora, una investigación de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia ha dado sus frutos, consiguiendo un interesante avance para reparar el corazón de los pacientes que han sufrido un infarto. El equipo ha desarrollado un parche de polímero que mejora la conducción de impulsos eléctricos a través del tejido cardiaco dañado, lo que permite superar las perturbaciones que se producen en el corazón como consecuencia del ataque. 

Y es que, después de un infarto, se genera una cicatriz en el músculo cardiaco del ventrículo izquierdo. Como consencuencia, el músculo pierde su elasticidad, y dado que esta es la cámara de bombeo de sangre más poderosa, las demás se sobrecargan. Esto provoca que el corazón se ensanche, lo que se conoce como remodelación ventricular izquierda, y puede ocasionar insuficiencia cardiaca. 

"Los ataques al corazón crean una cicatriz que reduce y altera la conducción de los impulsos eléctricos a través del corazón", explica el profesor Sian Harding, uno de los miembros del equipo. "Esto conduce a perturbaciones potenciales mortales del ritmo cardiaco. Nuestro parche de polímero conductor de la electricidad está diseñado para hacer frente a este grave problema". 

La principal causa de muerte en el mundo son las enfermedades del corazón

El parche que han creado estos científicos es flexible y de larga duración, y tiene la ventaja de que puede adherirse al corazón mediante un láser sin necesidad de puntos de sutura. Está fabricado con polímeros conductores para transmitir los impulsos eléctricos y reducir las perturbaciones, y su eficacia ha sido demostrada en modelos animales.

"Prevemos que los pacientes que han sufrido un infarto podrán llevar parches que actúen como un puente entre los tejidos sanos y los cicatrizados para así prevenir las arritmias cardiacas", indica Damia Mawar, otra investigadora del equipo. El parche para reparar el corazón después de un ataque todavía se encuentra en sus primeras fases de desarrollo, así que habrá que esperar hasta que lo podamos ver en la práctica clínica.