Dormir poco y no dormir tienen los mismos efectos

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Dormir poco y no dormir tienen los mismos efectos

“Dentro de nada suena el despertador, así que voy a dormir aunque sea un rato”. No todos conocen el truco para dormirse en 60 segundos, y reconozcámoslos todos lo hemos hecho alguna vez, aunque ahora un estudio realizado en Estados Unidos demuestra que a largo plazo dormir y no dormir tienen los mismos efectos.

La prueba se realizó con una muestra de 48 voluntarios. El grupo se dividió en cuatro: los que durmieron ocho horas al día durante dos semanas, los que durmieron seis, otro grupo que durmió cuatro y los que se mantuvieron despiertos durante un par de días.

Durante el proceso se sometió a los componentes de los cuatro grupos a distintas pruebas. El objetivo era medir su capacidad cognitiva y su velocidad de reacción, dos claros indicativos de cómo nos afecta la falta de sueño. También se les preguntó cómo se encontraban de humor o cuánto sueño tenían.

Los resultados son sorprendentes: los miembros de los grupos que durmieron seis horas al día o menos no sólo se encontraban igual de mal que los que no durmieron en dos noches, sino que además no lo sabían. Después de catorce días, asumieron la somnolencia como algo normal, adaptándose a ella.

Esto no significa que dé igual dormir que no dormir. Evidentemente no puedes aguantar dos semanas sin dormir. Simplemente queda demostrado que a largo plazo el cansancio acumulado por falta de sueño es mucho peor de lo que se pensaba. Al no alcanzar un sueño reparador, vas acumulando deuda de sueño con su cuerpo.

Las consecuencias que experimentan los que sufren periodos de tiempo de sueño limitado son: pérdida de capacidades cognitivas en todas sus tareas y ausencia o deterioro de su capacidad de concentración.

Cinco maneras de dormir mejor según la ciencia

Las consecuencias de la falta de sueño son bien conocidas por las personas que sufren de insomnio. Para evitar los efectos descritos por el estudio sólo hay que dormir ocho horas al día. El grupo que lo hizo no presentó ninguno de los síntomas de los otros dos, consiguiendo mantener la concentración durante más horas.

De no dormir más de seis horas al día durante dos semanas te encontrarás cansado y lento, al menos mentalmente. No es que vayas a fundar El Club de la Lucha pero afectará a tu rendimiento laboral o académico. Pese a ello hay un componente que, por haber sido realizado el estudio en Estados Unidos no ha sido tenido en cuenta: la capacidad reparadora de echarse una buena siesta, aunque pueda ser peligrosa para el trabajo.

Sea como fuere, nosotros pensamos que lo mejor es dormir todo que uno pueda, o le dejen, y si tienes problemas para ello qué mejor que este ingenioso truco para dormirse rápido. Prúebalo, no te arrepentirás.

[Fuentes: NCBI y Sciencealert]