Elon Musk está más cerca de acabar con los atascos de tráfico

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Elon Musk ha concluido la primera fase de los túneles magnéticos

El CEO de Tesla y de SpaceX, Elon Musk han anunciado el fin de la primera fase de pruebas de los túneles mágneticos, su última y polémica idea con la que pretende revolucionar el tráfico en las grandes ciudades y en los que se podrá circular a 200 km/h.

Tras anunciar el pasado mes de febrero que enviaría un cohete tripulado con turistas a la Luna en 2018 y de poner en órbita el satélite de comunicaciones Intelsat 35e en las últimas horas, este empresario tan peculiar se encuentra trabajando en este nuevo proyecto.

Estos túneles magnéticos atravesarán las grandes ciudades para solucionar los problemas de tráfico y las congestiones en las autopistas. Los conductores no necesitarán tocar el volante o pisar el acelerador, sino que bastará colocar nuestro coche sobre unas plataformas que lo bajarán al subsuelo, como si fuera un ascensor, y de ahí lo transportarán a una velocidad de 200 kilómetros por hora.

Usándolos se podría cruzar una ciudad como Los Ángeles en cinco minutos o ir del aeropuerto de Chicago al centro de la ciudad en tres, sin congestiones, sin largas esperas, sin preocuparse por llegar tarde a ningún lugar distante. Desde luego se trata de una idea sorprendente que ha generado polémica en la comunidad científica, algo que a Musk y a su equipo parece importarle poco, puesto que ya han finalizado la primera fase de pruebas de estos túneles magnéticos.

¿Conoces las figuras de Lego de los genios Steve Jobs, Tim Cook, Bill Gates?

La idea surgió a finales del año pasado cuando Musk se quejó en un tuit de los problemas de tráfico y prometió encontrar una solución. A través de su nueva empresa, Boring Company ha comenzado a realizar pruebas y a diseñar posibles alternativas tecnológicas para su implentación. Sabemos que el proyecto consistiría en excavar hasta 30 niveles de túneles debajo de las autopistas, con agujeros de menor tamaño y con equipamientos de perforación más económicos que los tradicionales, para abaratar costos.

La primera fase de pruebas de estos túneles magnéticos ya ha concluido, según anunció Musk hace unos días, y próximamente el canal subterráneo estaría listo para comunicar el estacionamiento con las instalaciones de SpaceX. Fuera de la prueba, los primeros tramos conectarían el barrio de Westwood con el aeropuerto de Los Ángeles, en California, y el centro de Chicago también con su aeropuerto internacional.

Galería de fotosLas 7 curiosidades más impactantes de la NASAver las 8 fotos

La semana pasada, Musk se reunió con el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel para negociar esta posible construcción. Aún se encuentra en fase "preliminar" y están valorando la viabilidad de este proyecto frente a otras alternativas para mejorar la comunicación entre la ciudad y el aeropuerto.

Dudas sobre este proyecto

Como comentábamos antes, ha generado muchas dudas dentro de la comunidad científica. Las dudas versan, por un lado, sobre los miles de millones de dólares que requeriría su materialización y la necesidad de apoyo de inversores privados.

Por otro lado, los riesgos o problemas que implicaría para la vida humana al tratarse de una tecnología no probada lo suficiente, la ausencia de un plan sólido para su construcción en el que no se han tenido en cuenta elementos básicos como las condiciones de los terrenos para su perforación ni los posibles obstáculos que se puedan encontrar en los barrios o comunidades por las que atravesaría, así como la efectividad de que estos túneles mágneticos realmente vayan a reducir los problemas de tráfico.

Colonizar Marte es una prioridad para Elon Musk

Para defenderse de estas críticas, Musk asegura que su proyecto para solucionar el problema del tráfico tiene más solidez que el de otras empresas de Silicon Valley, como los coches voladores de Google que, en su opinión, además de desafiar las leyes de la física, generarían ruidos o molestas corrientes de viento.

¿Excéntrico o visionario?

[Fuente: BBC]