Emisiones actuales alcanzan nivel de extinción de dinosaurios

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Emisiones de carbono alcanzan niveles alarmantes

La atmósfera de la Tierra no ha recibido tanto carbono y tan rápido como ahora en al menos 66 millones de años, desde que un asteroide chocó contra el planeta y acabó con los dinosaurios; o tal vez incluso desde antes.

La dependencia a los combustibles fósiles ha llevado al planeta a un estado "no-analógico" que es "probable que resulte en futuras extinciones generalizadas," concluyó un estudio poco alentador publicado el lunes en la revista Nature Geoscience.

No es ningún secreto que la sociedad industrial está acumulando niveles de carbono graves, ni que las emisiones de CO2 (aproximadamente 2.000 millones de toneladas desde el inicio de la revolución industrial) están calentando y cambiando el planeta.

Pero para entender lo excepcional de este momento en la historia de la Tierra hay que mirar el registro geológico. Eso es lo que Richard Zeebe y sus colegas de la Universidad de Hawaii en Manoa hicieron, y lo que encontraron es realmente aterrador: las emisiones de carbono modernas superan lo antes visto por el planeta en todo el Período Cenozoico, que se inició después de la extinción KT-, por al menos un factor de diez.

Durante mucho tiempo, los geólogos han examinado el Máximo Térmico Paleoceno-Eoceno (MTPE) como un análogo cercano al calentamiento global moderno. Hace cincuenta y seis millones de años, cuando el supercontinente Pangea se separó, las temperaturas globales aumentaron al menos 5 grados centígrados, posiblemente debido a una liberación masiva de metano del fondo marino.

Pero la escala de tiempo de las emisiones de carbono elevadas durante el MTPE no es bien conocida: si todo ese metano brotó hacia la atmósfera a lo largo de décadas, o si se filtró lentamente durante miles de años. Responder estas preguntas ayudaría a determinar si el MTPE realmente es comparable a la situación actual.

Los alimentos cambiarán de sabor con el cambio climático.

En su estudio, Zeebe y su equipo reevaluaron los registros de isótopos de carbono-13 y oxígeno-18 (que rastrean las concentraciones atmosféricas de carbono y la temperatura global, respectivamente), a partir de núcleos de sedimentos recogidos en la costa de Nueva Jersey. Descubrieron que las emisiones de carbono y el calentamiento global se produjeron casi simultáneamente durante el MTPE, lo que sugiere una lenta liberación de gases de efecto invernadero.

Utilizando modelos climáticos y de ciclos de carbono, los investigadores calcularon que entre 2.000 y 4.500 millones de toneladas de carbono fueron liberadas durante un período de por lo menos 4.000 años. La tasa anual de emisiones estaba entre 0,6 y 1,1 millones de toneladas por año.

Hoy en día, la humanidad está descargando 10 mil millones de toneladas de carbono a la atmósfera cada año y la tasa sigue subiendo, a pesar de la reciente resolución para poner fin a consumo de combustibles fósiles este siglo. En otras palabras, estamos emitiendo dióxido de carbono mucho más rápido que durante MTPE.

Y si los episodios de calentamiento global más abruptos del Cenozoico no se comparan con la actualidad, habría que mirar más profundamente en el pasado geológico.

En el límite K-T hace 66 millones de años, un asteroide de seis millas chocó contra el planeta con la fuerza de mil millones de bombas de Hiroshima, dando inicio a un período de intensa actividad volcánica que duró aproximadamente medio millón de años.

Es posible que este capítulo dramático de la historia de la Tierra haya visto una liberación de carbono de niveles comparables. Pero no podemos estar seguros.

"No es bien conocido si o cuánto carbono fue liberado [en el límite K-T]," comentó Zeebe a Gizmodo, agregando que "los registros geológicos son cada vez peor para los eventos de mayor edad."

Aún así, es alarmante pensar que no podemos encontrar ninguna comparación con los niveles de emisiones actuales desde la extinción de los dinosaurios.

Los investigadores señalan que la vida durante el MTPE habría tenido algún tiempo para adaptarse al cambio climático global y la acidificación del océano, dado el lento aumento de las concentraciones atmosféricas de carbono.

¿La vida en el presente? Tal vez no cuente con tanto tiempo. "Si las tasas de emisiones antropogénicas no tienen ningún análogo en la historia reciente de la Tierra, entonces es posible que haya respuestas futuras imprevisibles del sistema climático", aseguraron los investigadores.

Un panorama inquietante.