Esta esponja reutilizable absorbe los vertidos de petróleo del mar

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
esponja absorbe petróleo

Los vertidos de petróleo en el mar suponen una catástrofe medioambiental que tarda mucho en superarse debido a las dificultades para limpiar el crudo del agua, por lo que los ecosistemas sufren sus consecuencias durante años. Para que las labores de limpieza sean más rápidas y eficaces, un equipo de investigadores del Laboratorio Nacional de Argonne en Estados Unidos ha desarrollado la Oleo Esponja, un material reutilizable que tiene la capacidad de absorber el petróleo del agua de una forma sorprendente.

El enorme vertido que se produjo en 2010 como consecuencia de la explosión de la tubería de perforación de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon en el Golfo de México permitió que los científicos se diesen cuenta de las carencias de las técnicas de limpieza existentes. Y es que gran parte del crudo se quedó en el fondo del mar, por lo que no era posible quemarlo en la superficie, y resultaba muy complicado utilizar filtros o centrifugadoras.

Sin embargo, esta nueva esponja supone un nuevo enfoque para la limpieza de vertidos de petróleo, ya que absorbe con facilidad el crudo sin el agua, se puede reutilizar una vez escurrida y permite recuperar el combustible para poder usarlo. "La Oleo Esponja ofrece una serie de posibilidades que, hasta donde sabemos, no tiene precedentes", asegura Seth Darling, uno de los miembros del equipo.

Descubre cómo fue el vertido de la plataforma Deepwater Horizon con la película Marea Negra

Esta solución está fabricada a base de espuma de poliuretano modificada mediante un proceso denominado síntesis de infiltración secuencial, que permite que la esponja absorba solo el petróleo y no el agua. Esto es posible gracias a una capa muy delgada de imprimación de óxido de metal cerca de las superficies interiores de la esponja, a la que se adhieren las moléculas de crudo . 

Este material también es capaz de absorber los vertidos de petróleo del agua

El equipo ha llevado a cabo cientos de pruebas y el material ha demostrado ser eficaz para recuperar petróleo y combustible diésel. Además, es extremadamente resistente, y no ha sufrido daño alguno incluso después de ser retorcido y exprimido cientos de veces. 

De acuerdo con sus desarrolladores, también podría emplearse para limpiar las aguas de los puertos, donde el gasóleo y el combustible tienen a acumularse por el tráfico de barcos.