Esta pila genera energía a partir del ácido de tu estómago

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Batería que se carga con el ácido del estómago

Está claro que el ser humano del futuro estará repleto de sensores que monitorizarán durante las 24 horas del día el funcionamiento de nuestro organismo. Ahora, investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han conseguido desarrollar una pila que se carga con el ácido del estómago. En el futuro, esta pequeña píldora podría alimentar los sensores que vigilarán nuestro cuerpo.

Lo que estos investigadores han demostrado es que una pila en forma de célula electroquímica puede obtener a partir del ácido del estómago de un ser humano la electricidad suficiente para alimentar pequeños sensores que de otra forma requerirían estar permanentemente conectados a una batería de litio convencional para poder funcionar. Toda la investigación ha partido a partir del concepto de la "pila de limón", según el cual el jugo de un limón es suficiente para crear una reacción electroquímica que libera una pequeña cantidad de corriente eléctrica.

Basados en esa teoría, los investigadores han desarrollado una pila que aprovecha el fluido gastrointestinal para generar la corriente eléctrica. Dicen sus creadores que esta pila tiene capacidad suficiente para alimentar un sensor de temperatura o, incluso, un transmisor de hasta 900 MHz de frecuencia.

¿Es aconsejable agotar la batería del móvil periódicamente?

Durante las pruebas de esta pila, Giovanni Traverso y Robert Langer -dos de los principales miembros de la investigación- fueron capaces de registrar la temperatura del curpo de un cerdo sin necesidad de utilizar ninguna fuente de energía diferente a esta pequeña píldora. El sensor de temperatura no tenía ninguna batería de litio, y estaba simplemente conectado a esta pila.

La píldora tardó unos seis días en recorrer el conducto digestivo del animal, y mientras estuvo en el estómago permitió monitorizar la temperatura del cerdo al mismo tiempo que un sensor transmitía la información de forma inalámbrica a un equipo situado a unos dos metros del animal.

Incluso tras abandonar el estómago, la pila seguía generando reducidas fracciones de electricidad (solamente el 1% de lo que producía dentro del estómago) que seguirían siendo suficientes para transmitir de forma inalámbrica pequeñas cantidades de datos.

Esta batería produce (y almacena) energía con el agua de mar

¿Y cómo consigue esta pila convertir los jugos gástricos del estómago en electricidad? Todo se explica con el proceso de la electroquímica, mediante el cual se define el proceso en el cual se convierte la energía química en energía eléctrica.

En el caso del estómago de los seres humanos, el ácido que hay en el interior del órgano hace la función de electrolito (es decir, se comporta como un conductor eléctrico). Eso, sumado a los electrodos que tiene la píldora en su exterior, es suficiente para dar vida a pequeñas cantidades de electricidad. Estamos hablando de cifras de 0,1 o 0,2 V que, en el mejor de los casos, se pueden aumentar hasta los 3,3 V utilizando condensadores.

Nuevo sistema evita que las baterías de litio se incendien

El invento en cuestión no es otra cosa que una pequeña píldora que se ingiere igual que una pastilla convencional. Tiene un tamaño aproximado de 40 milímetros de largo por 12 milímetros de diámetro, pero los investigadores ya han adelantado que su tamaño se podría reducir hasta en una tercera parte si se utiliza un circuito completamente personalizado.

Pese a que todavía falta mucho tiempo para que estas pilas se puedan utilizar en humanos, los investigadores son muy optimistas al respecto. "Podrías ingerir una píldora que se encargaría de monitorizar tus constantes vitales durante semanas al mismo tiempo que toda la información se transfiere a tu móvil", comentan en relación a una de las muchas posibles aplicaciones de este descubrimiento en los seres humanos.

Las mejores aplicaciones para alargar la batería de tu móvil

[Más información: MIT.edu]