Este artista utiliza su propia sangre para hacer música

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
El artista ruso que crea música con su propia sangre

Si creías que lo habías visto todo en el mundo del arte estabas equivocado. Pero cuidado si eres aprensivo, esta performance a parte de sorprenderte podría darte un poco de asco.

El artista ruso Dmitry Morozov, conocido como VTOL, va a pasar a la historia por hacer música con sangre. Pero no la de un animal, ni la de cualquiera, sino la suya propia. Desde el pasado diciembre se expone en la galería Kapelica de Ljubljana, Eslovenia, su último trabajo titulado Until I Die, en el que utiliza pilas llenas de sangre para generar música electrónica a través de un pequeño altavoz.

Hicieron falta dieciocho meses para que Morozov reuniese 4,5 litros de sangre que después se diluyeron hasta llegar a 7, los necesarios para alimentar la instalación. Después, a la sangre se le añadieron conservantes como citrato de sodio y antibióticos, agentes antifúngicos, glucosa y glicerol para que el líquido se mantuviese en buen estado durante el tiempo que la performance estuviese en marcha.

Los altavoces portátiles más vendidos en Amazon

Para generar música con sangre utiliza este fluido vital como un electrolito que, cuando se combina con metales como el aluminio y el cobre, da como resultado una corriente contínua en las baterías. La instalación consta de 5 baterías, cada una de las cuales tiene 11 tanques de almacenamiento que contienen electrodos.

Cada una genera alrededor de 0,6 V, una serie de 5 pilas genera un total de 3 V y una intensidad de corriente de 1000 mAh. La unidad de sonido (un pequeño altavoz) está conectada a la pila principal. Según afirma el artista, en muchos aspectos el diseño visual de la instalación se inspiró en grabados de experimentos con la electricidad y las baterías del siglo XIX.

VTOL describe su manera de hacer música con la sangre como un acto simbólico donde el elemento que lo mantiene con vida es capaz de dar vida a otro dispositivo; la instalación se posiciona como una extensión de sí mismo. La inspiración para este proyecto proviene de las concepciones científicas rusas en las que la transfusión de sangre se veía como un acto metafísico, ligado a la voluntad de compartir con los demás.

[Fuente: VTOL]