Este espermatozoide cyborg podría curar la infertilidad

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Este espermatozoide cyborg podría curar la infertilidad

Una de las causas más comunes de infertilidad en nuestros días es lo que comunmente se conoce con el nombre de espermatozoides vagos o con baja movilidad. Literalmente los espermatozoides, aunque están sanos, no tienen la movilidad suficiente para alcanzar el óvulo que deben fertilizar.

Las causas se atribuyen al sedentarismo y la contaminación, y hoy en día es uno de las principales motivos que impiden a muchas parejas tener hijos. Se puede corregir con técnicas de inseminación artificial, pero el porcentaje de éxito sigue siendo bajo.

El doctor Oliver Schmidt y su equipo, del instituto médico IFW de Dresden, en Alemania, han ideado lo que llaman Spermbot o espermatozoide cibernético. Técnicamemente, un cyborg. Se trata de un espermatozoide mejorado mediante nanotecnología, para ayudarlo a desplazarse y llegar hasta el óvulo que debe fecundar. Puedes verlo haciendo su trabajo en este vídeo:

[Fuente del vídeo: American Chemical Society]

La teoría que hay detrás de la idea es sencilla. Se trata de insertar una especie de muelle metálico imantado (llamado microtubo ferromagnético) en la cola del espermatozoide, suficientemente grueso para que quepa la cola pero con un menor diámetro que la cabeza, para que no quede atrapado. Generando un campo magnético los científicos atraen el microtubo hacia el óvulo, ayudando al espermatozoide a desplazarse. Tal como se puede ver en el vídeo cuando alcanza su destino la cabeza del espermatozoide se introduce en el huevo pero el microtubo es demasiado grande, así que se queda fuera y no entorpece la fecundación.

Una idea sencilla en teoria, pero que exige una elevada precisión y tecnología, porque estamos hablando de microtubos del tamaño de unas micras, más pequeño que un espermatozoide.

Esta nueva técnica de fertilidad tiene muchas ventajas, como por ejemplo su menor coste y mayor facilidad de implantación que la inseminación artificial o in-vitro. En el vídeo se puede ver cómo el espermatozoide cibernético o spermbot completa con éxito su trabajo, pero se trata de esperma bovino en un experimiento realizado en laboratorio. Aún queda por comprobar si los microtubos son rechazados o no por el sistema inmunológico del ser humano. También, idear un método para orientar el campo electromagnético que guiaría hacia su destino al espermatozoide cibernético cuando ya está implantado, algo que hay que llevar a cabo completamente a ciegas.

Pero si se superan estos obstáculos, que no parecen insalvables, el spermbot resolvería los problemas de infertilidad asociados a la poca movilidad de los espermatozoides, con un porcentaje de éxito muy elevado.

[Fuente: Motherboard]