Estos puntos de sutura evitan que se infecten las heridas

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
puntos sutura

Un grupo de científicos de la Universidad Estatal de Oregón en Estados Unidos ha desarrollado un material para los puntos de sutura que tiene la capacidad de combatir las infecciones. Gracias a este compuesto se podrían reducir en el futuro los casos de heridas infectadas después de la cirugía. 

El período que sigue a una operación es especialmente delicado porque las heridas cerradas con los puntos pueden infectarse con facilidad, lo que puede provocar complicaciones que interfieran en la curación del paciente. Ahora, gracias a este nuevo material la sanación de estas lesiones podría ser mucho más sencilla, rápida y segura. 

El equipo de investigadores ha utilizado deposición de electropineo coaxial y laminación para fabricar suturas de nanofibras que contienen 25-hidroxivitamina D3 (25D3) y un péptido llamado pam3CSK4. Este péptido tiene la función de activar un receptor celular que desencadena respuestas inmunitarias, para cuyo funcionamiento es clave la vitamina D.

Hay que estar prevenido para accidentes domésticos: hazte con un botiquín para casa

Las suturas de nanofibras cargadas con la combinación de sustancias lanzan una ráfaga inicial del péptido, y después lo van liberando de manera prolongada durante cuatro semanas. "Cuando se activa el receptor, se induce a una enzima en particular a convertir la 25D3 a su forma bioactiva, conocida como 1,25-dihidroxi vitamina D3 (1,25D3), que activa el receptor de la vitamina D", explica Adrian Gombart, uno de los miembros del equipo. "Cuando la actividad aumenta, se incrementa la expresión de los genes diana del receptor de vitamina D, uno de los cuales es el péptido LL-37, que mata a los microbios".

Descubren cómo sanar las heridas sin dejar cicatrices

Por lo tanto, la idea es que, en caso de infección, se activan los receptores para aumentar la producción de 1,25D3 y poner en marcha el proceso para generar el péptido que elimina los microorganismos. No obstante, durante la investigación han observado que el uso frecuente puede dar como resultado resistencia bacteriana, por lo que todavía tendrán que seguir trabajando para optimizar las suturas.