Explora en 3D la Piedra de Rosetta que tradujo los jeroglíficos

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Explora en 3D la Piedra de Rosetta que tradujo los jeroglíficos

Es el objeto más visitado del Museo Británico, en donde lleva más de 200 años. Se utilizó como un simple ladrillo de construcción en un fuerte militar, pero hoy en día está considerado uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de la historia.

Durante siglos, los jeroglíficos egipcios fueron un enigma. Una lengua muerta que nadie conseguía entender ni traducir. La clave para su traducción se encontró en la Piedra de Rosetta. Gracias a ella, hoy entendemos el lenguaje del antiguo Egipto, y hemos podido traducir los pergaminos y los jeroglíficos grabados en los templos y pirámides egipcias.

La Piedra de Rosetta es uno de los descubrimientos más importantes de la Historia de la Humanidad, y ahora la puedes explorar en 3D, con todo lujo de detalles, gracias a esta recreación virtual que ha preparado el Museo Británico. Dale al botón Play y mueve el ratón para girar la piedra. Haz zoom con la rueda del ratón:

¿Por qué es tan importante la Piedra de Rosetta? Antes de su descubrimiento, los jeroglíficos egipcios eran una lengua indescifrable. Durante siglos nadie había sido capaz de entender lo que decían. Ni siquiera se sabía si eran letras o dibujos. Hasta que se descubrió la Piedra de Rosetta, que contenía las claves para su traducción. Se trata de un fragmento de una estela egipcia en donde se grabó un decreto en nombre del faraón Ptolomeo V, en el año 196 a.C. Estas estelas se colocaban en lugares públicos, para que todo el mundo las leyera.

La clave de la Piedra de Rosetta, es que el decreto está escrito en tres idiomas: 14 líneas de jeroglíficos egipcios, 32 líneas en escritura demótica, y 54 líneas en griego. Otra feliz casualidad es que las traducciones son muy literales (seguramente debido a que se trataba de una ley), así que pone básicamente lo mismo en los tres idiomas. En efecto, la Piedra de Rosetta es una especie de diccionario para traducir los jeroglíficos egipcios. A partir del texto en griego y demótico los investigadores fueron interpretando lo que significaba cada jeroglífico egipcio que aparecía en la Piedra de Rosetta. Con esta información clave, consiguieron traducir todo el idioma.

La Piedra de Rosetta se escribió en Menfis (Egipto), y seguramente se colocó en un templo, pero fue trasladada durante la Edad Media a Rashid (Rosetta), en el Delta del Nilo, en donde se usó como piedra de construcción para un fuerte. En 1799 fue descubierta por un soldado de las tropas napoleónicas, durante la invasión de Egipto, pero en 1801 las tropas francesas fueron derrotadas por las británicas y la Piedra de Rosetta acabó en el Museo Británico, en donde reposa desde 1802.

Fue el francés Jean-François Champollion, en 1822, el que consiguó traducir por completo los jeroglíficos egipcios, con ayuda de la Piedra de Rosetta. Años más tarde se descubrieron otras inscripciones egipcias escritas en varios idiomas, pero la Piedra de Rosetta fue la primera, y la que sirvió para resolver uno de los enigmas más importantes de la Historia.

[Fuente: Boing Boing, Wikipedia]

Explora la tumba del último rey inglés que murió en batalla

Galería de fotosLa historia de la fotografía en sus 11 primeras imágenesver las 11 fotos