Google gana la batalla legal contra el ruso que desafió a la compañía

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
google dominio falso

Hace unos días os contábamos como Vitaly Popov, un usuario ruso, decidió jugársela a Google registrando el dominio ɢoogle.com de la compañía de Mountain View con una pequeña diferencia: sustituyendo la "G" por esta otra "ɢ", que resulta ser la versión del latín de la letra G. A simple vista pueden parecer iguales, pero en realidad tiene un código Unicode distinto (U+0262) y, por consiguiente, se puede emplear para registrar un dominio diferente.

Popov aprovechó esta circunstancia para registrar el dominio falso el pasado 23 de marzo de 2016, y lo empleó con el objetivo principal de promover sus sitios web, enviar tráfico falso a miles de usuarios de Analytics mediante una técnica blackhat llamada spam fantasma e incluso para hacer propaganda de Donald Trump durante las pasadas elecciones de Estados Unidos.

Todo esto consiguió sacar de sus casillas a Google, y la corporación inició acciones legales para hacerse con el control del dominio falso el pasado mes de diciembre, acusando al spammer ruso de aprovecharse de su marca para distribuir contenidos en su nombre. 

Ahora, la justicia ha dado la razón a la compañía californiana, y el pasado jueves un foro de arbitraje ordenó que el dominio registrado por Popov sea transferido a la gran G. Para obtener esta orden, Google ha tenido que demostrar ante el panel los siguientes elementos:

  • Que el nombre de dominio registrado por Popov es idéntico o confusamente similar a una marca de productos o de servicios en la que la compañía tiene derechos.
  • Que el demandado no tiene derechos o intereses legítimos respecto del nombre de dominio.
  • Que el nombre de dominio ha sido registrado y se utiliza de mala fe.

El ruso que está desafiando a Google con una trampa en la web de Google.com

La corporación ha aportado al foro de arbitraje toda la documentación necesaria para probar estos tres supuestos, y de poco ha servido que Popov afirmara que no estaba utilizando el nombre de dominio con fines malintencionados. Por tanto, aquí termina la jugada del ruso, aunque teniendo en cuenta sus antecedentes, quizá se le ocurra muy pronto otra artimaña para poner en jaque a la gran compañía californiana.

[Fuente: Motherboard]