Google lanzaría su servicio de entregas con drone en 2017

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Google lanzaría servicio de entregas por drone en 2017

El jefe del programa de Google Project Wing, Dave Vos, dijo el lunes a los asistentes a una conferencia de Control de Tráfico Aéreo en Washington DC, que la empresa pretende lanzar su negocio de entregas con drones en 2017.

Se trata de una previsión bastante agresiva, ya que la FAA todavía no ha finalizado las nuevas reglas en torno a cómo los drones comerciales operarían, y mucho menos cómo iban a funcionar en ciudades densamente pobladas.

Junto con la incertidumbre regulatoria, los drones tampoco han probado una tecnología de detección y evasión robusta que permitiría evitar accidentes en el mundo real. Tampoco hay un estándar aún que permitiría a los drones comunicarse entre sí y con los aviones tradicionales, algo que sería necesario antes de que grandes flotas de drones de entrega puedan moverse con seguridad en el espacio aéreo.

Gur Kimchi, el jefe del programa Prime Air de Amazon, expuso su visión de cómo los drones de entrega operarían en la convención UTM de la NASA en julio de este año.

Los civiles podrían volar sólo hasta los 200 pies, a diferencia de los 400 pies que la FAA actualmente permite a los aficionados de drones. Ese espacio aéreo sería compartido con el tránsito a baja velocidad –básicamente drones despegando y aterrizando para entregar sus paquetes.

La FAA buscará y multará los vuelos de drones no autorizados.

El espacio aéreo de 200 a 400 pies se reservaría para el tránsito de alta velocidad, la parte de la jornada donde el drone de entrega está viajando desde el almacén hasta tu casa. De 400 a 500 pies sería una zona de exclusión aérea, y los aviones tradicionales, como helicópteros, operaría por encima de eso.

Los aviones, por supuesto, operarían en niveles mucho más altos, y los drones evitarían en gran medida volar cerca de los aeropuertos o a través de los caminos utilizados por los aviones tradicionales para el despegue y el aterrizaje.

Google tiene planes similares en mente, aunque los dos gigantes de la tecnología difieren en exactamente qué tecnología se debe utilizar para la comunicación entre las aeronaves y con el control del tráfico aéreo en el suelo.

Algunos en la industria están presionando para utilizar el sistema ADS-B que se extenderá a los aviones tradicionales. Otros quieren aprovecharse de las redes celulares ya existentes.

Ambas empresas se unieron recientemente al equipo de trabajo de la FAA que está desarrollando la próxima generación de control del tráfico aéreo, junto con el gigante minorista Wal-Mart, que tiene sus propias ambiciones para una flota de entrega drone.

Por lo pronto Virginia es el único estado en los EE.UU. en permitir cualquier tipo de entrega por drone, aunque esto podría cambiar en los próximos dos años. Pero Vos también puede tener una visión más global en mente.

La entrega con drones autónomos ya ha sido probada en Australia y aviones no tripulados autónomos están trabajando en las obras de construcción en Japón.

Parece tremendamente ambicioso en este punto imaginar grandes flotas de drones de entrega operando sobre ciudades de Estados Unidos para el año 2017. Pero no es una locura pensar que el Project Wing habrá puesto en marcha algún tipo de startup alrededor de esta tecnología para entonces.