El impacto de un meteorito en la Tierra todavía es inevitable

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
El impacto de un meteorito en la Tierra todavía es inevitable

La NASA y la FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) tienen muy claro que algún día un asteroide se dirigirá hacia la Tierra. No es cuestión de si podría o no ocurrir, sino de cuándo llegará ese momento y de si la humanidad estará preparada para enfrentarse a esta amenaza de un modo eficaz.

Ambas agencias llevaron a cabo un ejercicio de simulación el mes pasado, para representar cómo responderían ante la llegada inminente de un asteroide. En él, se discutió cómo se reaccionaría ante un impacto que por ejemplo, se esperase para dentro de 4 años, en concreto para el día 20 de septiembre de 2020.

En este ejercicio el objeto sería detectado con esta antelación para calcular si los gobiernos tendrían tiempo para prepararse. Se da por hecho que inicialmente, en un caso real, la NASA calcularía que solo habría un 2% de probabilidades de que impactara, aunque este cifra ascendería al 65% de probabilidad a los tres meses de su detección.

Finalmente, sería medio año después, en mayo de 2017, cuando se calcularía un 100% de probabilidad de que el meteorito fuese a impactar con la Tierra. No se podría calcular hasta el año siguiente que la zona de impacto sería en el sureste de California, o en la costa este, y su ancho sería de entre 90 y 250 metros.

Cosmos: una odisea en el espacio, al mejor precio en Amazon

Tras finalizar estos ejercicios, la NASA concluyó que incluso detectando el asteroide cuatro años antes de su impacto, no sería tiempo suficiente para lanzar una ofensiva que lograse desviarlo de su rumbo. Por tanto, indican que esto representa un gran desafío para las autoridades, quienes podrían enfrentarse algún día a situaciones como la evacuación masiva de Los Angeles.

Aunque la agencia espacial no dio detalles acerca de los planes exactos, revelaron que uno de los puntos principales sería saber cómo proporcionar información útil, precisa y oportuna, al mismo tiempo que se combaten los rumores y la información errónea que podría surgir en los años previos a un hipotético impacto de este tipo.

Parece que todavía nos queda un gran trabajo por delante si pretendemos estar listos para eliminar una amenaza de este tipo.

[Fuente: NASA]