Investigadores consiguen que pesticidas se adhieran mejor a plantas

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Pesticidas que se adhieren mejor, menos contaminación

Hay un montón de problemas asociados con los plaguicidas, pero quizás entre los más grandes está la cantidad que se desperdicia mientras está siendo rociado sobre los cultivos.

Debido a la forma en ciertas hojas naturalmente repelen el agua, muy poco de la solución realmente se adhiere a ellas. De hecho, sólo 2% de la pulverización se mantiene en su lugar, de acuerdo con el MIT News.

Para cambiar eso, un equipo de investigadores ha ideado una manera de aumentar la cantidad de líquido que la superficie de una hoja puede retener.

El método implica la división de un aerosol determinado en dos partes y la adición de un polímero diferente para cada uno. Uno de los polímeros da a una mitad del aerosol una carga eléctrica positiva, mientras que el otro da a la otra mitad una carga eléctrica negativa.

Cuando se encuentran en la superficie de una hoja, forman lo que el MIT llama un "defecto" hidrófilo (que atrae el agua) que hace que el spray se acumule y y se adhiera a la planta.

Científicos logran aumentar la producción de cultivos un 50%.

El aumento en la eficiencia resultante podría ser importante. Los investigadores dicen que este método podría reducir el uso excesivo de pesticidas en general en un 90%.

Algunos de los beneficios de esto incluyen menores costos de plaguicidas (naturalmente), una disminución de la contaminación de las aguas subterráneas y de la cantidad de productos químicos a los que los agricultores están expuestos durante la aplicación.

Lo que es más, el MIT dice que los polímeros son "extraídos de materiales de bajo costo que podrían ser producidos localmente."

Al parecer, esto no requeriría mucho en términos de inversión para los agricultores, ni cambiaría su flujo de trabajo.

El equipo llevará a cabo pruebas en pequeñas plantaciones en la India durante el próximo año para ver cómo funciona el experimento fuera del laboratorio.

MIT News dice que el mismo enfoque podría utilizarse para prevenir daños por heladas en cultivos de cítricos en Florida también.