Los libros son una necesidad vital, los ebooks no

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
La UE se niega a bajar el IVA en los ebooks, sigue al 21%.

Malas noticias para los lectores digitales. El IVA de los ebooks no se baja, dictamina la UE.

Si compras un libro en papel, cualquier libro, pagarás un 4% de IVA. Si compras exactamente el mismo libro, el mismo texto, al que le vas a dar idéntica utilidad y te ofrece exactamente el mismo servicio, pero en formato ebook, pagas un 21% de IVA.

La Corte de Justicia de la Unión Europa ha concluido, en un auto que ha hecho público ayer, que el IVA de los ebooks se mantiene en el 21% porque "no es bien físico", sino "un servicio".

¿Pero no estamos hablando de cultura, de bienes de primera necesidad? ¿Desde cuándo esos conceptos tienen que ver con el soporte que los contiene?

Los libros en papel tienen un IVA superreducido del 4% porque se consideran productos de primera necesidad. Como el pan, la leche, los huevos, o los medicamentos. Sin embargo los ebooks, pese a que su contenido y función es idéntica a la del libro, no. Y por tanto su IVA es del 21%.

Música, cine, ebooks... el nuevo ocio en la nube

Y aunque es cierto que muchas tiendas no venden realmente el ebook, sino que en realidad es una especie de "alquiler permanente", otras como Lektu no incluyen DRM, y todo libro que compras te lo bajas en un fichero ePUB o PDF y te lo quedas para siempre, lo guardas, así que realmente lo estás comprando, es una propiedad tangible.

Podríamos argumentar que el ebook se almacena en un dispositivo físico (un ordenador, un lector de ebooks) y ocupa un espacio físico en él (parte de su memoria, una colección de unos y ceros que ocupan espacio). Por tanto, puede considerarse un bien físico, aunque sea electrónico. Pero tampoco es necesario. La normativa del IVA especifica que el IVA superreducido se aplica a productos de primera necesidad. ¿Un libro es un producto de primera necesidad pero un ebook no, cuando tiene exactamente el mismo contenido y cumplen exactamente la misma función? De hecho un ebook vale mucho más barato que un libro en papel, así que cumple una función de primera necesidad adicional: permite leer más libros a las personas con pocos recursos, acerca la cultura a las personas que no pueden pagar 21 o 25€ por una novedad literaria en papel.

Por desgracia, ya es un debate estéril. La Corte de Justicia de la Unión Europea ha dictado sentencia, y no hay vuelta atrás. Leer ebooks no es una necesidad vital del ciudadano. Leer el mismo texto en papel dos veces más caro, sí...

El golpe más duro se lo llevan Francia y Luxenburgo, que tenían un IVA en los ebooks del 5 y el 3%, respectivamente, el mismo que los libros en papel. Tendrán que subirlo al 20 y el 17%, respectivamente. En España ya llevábamos años con el IVA electrónico en el 21%.

[Fuente: The Verge]