Metapiel: el camuflaje electromagnético más avanzado del mundo

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Un nuevo tejido podría revolucionar el camuflaje electromagnético a nivel mundial

Desde el comienzo de la Guerra Fría e incluso antes, la carrera armamentística ha proporcionado a la humanidad grandes inventos. El camuflaje electromagnético de aparatos militares es uno de ellos. Gracias a la invención en tecnología destinada a uso militar, podemos disfrutar hoy de inventos como el GPS.

Por suerte para todos, la competición por inventar el arma más mortífera frenó en seco tras el desplome de la Unión Soviética. Hoy en día la investigación científica se dedica a tratar de solucionar problemas de la vida civil. Pese a ello la industria armamentística sigue teniendo un papel importante a nivel mundial.

Los aviones espía, preparados para camuflarse de forma casi perfecta, son el objeto de deseo de cualquier ejército moderno. La tecnología existente hasta la fecha hace posible reflejar gran parte de las ondas de radar para evitar la detección.

Gracias a la Universidad de Iowa, en colaboración con la Fundación Nacional de Ciencia y el Consejo de Becas de China, la tecnología de camuflaje electromagnético existente podría quedar obsoleta. Pese a que la investigación en armamento ha perdido peso, hay tecnologías cuya aplicación es principalmente militar.

Sus investigadores han conseguido desarrollar un tejido totalmente novedoso. Consiste en varias capas de silicona que almacenan en su interior anillos de galinstano, una aleación metálica que se licua a temperatura ambiente. Estos anillos miden 2,5 milímetros de radio por 0,5 de grosor.

El hombre invisible podría existir gracias a una piel reflectante

La función de estos anillos es la de hacer de amplificadores. Son los encargados de captar ondas electromagnéticas y señales de radar para conducirlas a su interior. Ahí les espera un condensador que las atrapa e impide que sean reflejadas.

Es la principal diferencia con el camuflaje electromagnético clásico. El objetivo del nuevo tejido, bautizado como metapiel, no es hacer rebotar las señales de radar, sino absorberlas. Su nombre se debe a los metamateriales, materiales artificiales con propiedades electromagnéticas inusuales o inéditas en la naturaleza.

Por el momento los investigadores que lo han desarrollado admiten que esta metapiel puede absorber hasta el 70% de ondas de radar en una frecuencia específica. El tejido puede alargarse, estrecharse y cambiar de tamaño para modificar la frecuencia en la que trabaja.

No será posible fabricar el material a gran escala en un futuro próximo, pero a buen seguro no faltará inversión para ello. Una nueva generación de aviones espía de camuflaje puede estar a la vuelta de la esquina, y quién sabe si la tan deseada capa de invisibilidad.

[Fuentes: Phys.org, Nature y Iowa State University]