El MIT ya sabe cómo poder controlar los robots con la mente

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
El sistema que permite corregir los errores de un robot con la mente

Si pretendemos que un robot haga lo que queramos nos tiene que entender; para ello hay que adaptarlo a las complejidades del lenguaje humano y enseñarle comportamientos específicos.

El laboratorio de Inteligencia Artificial (CSAIL) del MIT junto con un equipo de la Universidad de Boston está trabajando en esta deventaja, creando un sistema de retroalimentación que permite a los humanos corregir los errores de un robot desde la mente.

Para controlar un robot con la menteel cerebro humano emite una señal llamada Potencial de Error que aparece en el momento en el que la persona percibe un posible fallo. Tomando de referencia esta advertencia la máquina conocerá si el humano está de acuerdo o no en aquello que va a realizar y modificará su comportamiento en consecuencia.

Utilizando los datos de una electroencefalografía (EEG), el monitor que registra la actividad cerebral detecta si una persona observa que el robot va a cometer un fallo. Para llegar a este punto, el propio sistema cuenta con algoritmos de aprendizaje que permiten reconocer y clasificar las distintas ondas cerebrales en cuestión de treinta milisegundos.

Como se puede observar en el video, para probar su método de control de un robot con la mente utilizaron a Baxter de Rethink Robotics, la compañía liderada por el ex-director y co-fundador de iRobot CSAIL Rodney Brooks. La máquina tenía que depositar botes de pintura y cables en los recipientes que le correspondían.

¿Son posibles los robots con sentimientos humanos?

"Imagina que puedes de ordenar algo a un robot y que este lo haga de forma instantánea, sin necesidad de teclear un comando, pulsar un botón ni decir nadaTodo lo que tiene que hacer el robot está relacionado mentalmente con lo que está haciendo la persona, no tiene que entrenarse para pensar de una determinada manera. La máquina se adapta a ti y no a la inversa", explica Daniela Rus, actual directora de CSAIL.

Rus y su equipo creen que este sistema que permite controlar los robots con la mente dará una mayor capacidad de supervisión de otros productos robotizados, de los coches autónomos y de diversas tecnologías que están por inventar.

[Fuente: MIT]