La música de Navidad es mala para la salud... ¡lo dice la ciencia!

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
La música navideña no es buena para la salud

Estos días te habrás hartado de escuchar música navideña, y eso que diciembre no ha hecho más que empezar. La Navidad está a la vuelta de la esquina, y no hay comercio, zona de ocio o anuncio de televisión que no se haya sumado ya a la tradicional costumbre de acompañarnos allá por donde vayamos con música que resulta inconfundible en estas fechas.

Puede que haya quien disfrute escuchando villancicos, cánticos navideños y música de Navidad, pero no es en absoluto extraño encontrarse también con personas que detestan oír si quiera hablar de este tipo de canciones. Y más allá de la discutible calidad musical de las pistas que suenan estos días en medio planeta, lo cierto es que la ciencia tiene una explicación para el motivo por el que hay gente que odia escuchar esta música.

Tal y como ha revelado una psicóloga clínica llamada Linda Blair, la música de Navidad puede tener efectos incluso perjudiciales para la salud. Pese a que se trata de música pensada para que la relacionemos con recuerdos agradables y con una época del año en la que todo el mundo debería ser feliz, con el paso de los años estas canciones se vuelven tan repetitivas para nosotros que llega un momento en el que empiezan a causar el efecto contrario al que buscan.

Toma ya: Los bots del Grinch han llegado para arruinar tu Navidad

Estrés, enfado, tedio... esas son solamente algunas de las sensaciones negativas que causa entre las personas el estar constantemente expuestos a música navideña en esta época del año. Es algo que ya está más que estudiado, y de hecho encaja con el denominado como Efecto de mera exposición, según el cual nuestro agrado o desagrado por un estímulo aumenta o disminuye con la exposición repetida.

Al fin y al cabo, ¿cuántas veces se puede escuchar el Jingle Bells sin volverse loco? Según explica Blair, la peor parte se la llevan las personas que trabajan en establecimientos que tienen villancicos puestos todo el día. "La gente que trabaja en las tiendas se ve obligada a apagar esta música, ya que si no lo hacen simplemente no pueden concentrarse en ninguna tarea", señala, y añade que "estás gastando toda tu energía en no escuchar lo que estás escuchando".

Por lo tanto, cada vez que en esta época del año entres en una tienda y veas a sus dependientes tristes con un villancico alegre sonando de fondo a todo volumen... recuerda que ellos no se lo están pasando tan bien como tú.

[Vía: TICBeat]