La NASA se queda sin trajes espaciales

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
200 millones y los astronautas de la NASA siguen sin traje

Durante la última década, la NASA ha invertido casi 200 millones de dólares en tres programas de desarrollo de trajes espaciales. Hasta aquí todo correcto, el conflicto aparece cuando resulta que estos trajes no podrán utilizarse en años.

Además existe otro punto negro, según concluye la auditoría interna publicada esta semana, más de 135,6 millones del monto inicial fueron destinados al Proyecto Constelación, el cual finalmente fue cancelado.

La principal preocupación de la NASA es no llegar a tiempo para vestir a sus astronautas en su próximo viaje espacial. Esta misión tripulada viajará a Marte en agosto de 2021, aunque se está valorando la posibilidad, para más inri, de adelantar el lanzamiento a 2019. "Existe un riesgo significativo de que el prototipo de la siguiente generación de trajes espaciales no esté lo suficientemente maduro a tiempo", valora el documento elaborado por el Inspector General de la NASA, Paul Martin.

Lo ideal, según la agencia, sería probar los trajes en la Estación Espacial Internacional (EEI) antes de usarlo en una misión oficial. Recordemos que la fecha de cierre de la EEI está datada para 2014, aunque la NASA y el Roscosmos (agencia espacial rusa) ya plantean aplazarla a 2018; siendo así, queda en duda que se llegue a tiempo de probar los trajes espaciales en la estación internacional.

La NASA a tu alcance en Amazon

El motivo de esta urgencia responde al estado del equipo actual. Hace más de 40 años que se desarrollaron las EMU (Unidades de Movilidad Extravehicular del Transbordador Espacial), superando con creces sus 15 años de esperanza de vida. Aunque no todas las unidades han corrido la misma suerte, actualmente sólo 11 de los 18 trajes originales continúan en uso. "La NASA continúa manejando una serie de riesgos de diseño y salud asociados a los trajes utilizados por la tripulación de la EEI", reconoce el informe.

Estudiante de 17 años corrige un error de la NASA

Oceaneering International fue la empresa encargada de desarrollar y fabricar el nuevo equipo espacial para el Proyecto Constelación, recibiendo una suma de dinero importante por ello. Exáctamente, la compañía percibió 80,8 millones de dólares durante seis años. El problema es que el proyecto se continuó desarrollando estando la misión ya cancelada. La auditoría no pasa este hecho por alto cuestionando "la decisión de la NASA de continuar financiando un contrato asociado al Programa Constelación tras su cancelación".

Por otro lado, el desarrollo de trajes espaciales está directamente vinculado con las misiones que se lleven a cabo y, a expensas de un plan formal y de destinos específicos, esta labor parece no encontrar un punto de arranque claro. En definitiva, la NASA no ha estado, ni lo está por el momento, muy acertada en las decisiones referentes a los trajes espaciales

Tras el anuncio de la NASA del lanzamiento de una nave espacial a la atmósfera del sol el próximo 2018, la misión tripulada a Marte dispuesta para el 2021 se consolida como la siguiente gran epopeya espacial. Esperemos que la última auditoría interna ofrezca un poco de luz a la agencia espacial del gobierno estadounidense y próximamente nos sorprenda con la última tecnología en trajes.

Galería de fotosLas 7 curiosidades más impactantes de la NASAver las 8 fotos

[Fuente:NASA]