Nuevo método para fabricar tatuajes electrónicos con una impresora

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
tatuajes electronicos

Un equipo de investigadores de la Universidad de Waseda en Japón ha desarrollado un nuevo método para fabricar tatuajes electrónicos con una impresora de inyección de tinta, de una forma sencilla, económica y sin necesidad de soldaduras.

Llevamos unos años escuchando hablar de las ventajas de los tatuajes electrónicos para monitorizar diferentes parámetros relacionados con la salud. Sin embargo, su uso no se ha extendido debido a que su fabricación no resulta fácil ni tampoco barata. Ahora, gracias el avance de estos investigadores podría solucionar estos problemas y permitir que estos parches elásticos con componentes electrónicos puedan llegar al gran público.

El equipo ha diseñado nuevos procesos y materiales para crear dispositivos ultrafinos utilizando una película delgada de elastómero, que destaca por ser muy fácil y barata de producir y por preservar una alta elasticidad, a diferencia de las nanoláminas de polímero empleadas hasta ahora.

Tatuaje electrónico

Para elaborar los tatuajes electrónicos, los investigadores han utilizado una impresora de inyección de tinta con la que han imprimido los circuitos, y después han utilizado técnicas de fijación a baja temperatura para adherirlos a la película de elastómero. Además, también establecieron un método para unir los componentes electrónicos, como los chips o las luces LED, sin necesidad de efectuar soldaduras, una solución que permite conservar las propiedades flexibles de la película.

Mpow, el monitor de salud más vendido de Amazon España

El resultado son dispositivos duraderos y funcionales, increíblemente delgados (tan solo 750 nm de espesor) y extremadamente flexibles. Además, gracias a los procesos a baja temperatura, el material conserva su adherencia natural para fijarse al cuerpo como una segunda piel, permitiendo que los usuarios puedan llevarlos con total comodidad.

Un tatuaje temporal para medir el nivel de azúcar en sangre

Estos tatuajes electrónicos tienen infinidad de aplicaciones potenciales. Resultan especialmente atractivos para integrar interfaces hombre-máquina y todo tipo de sensores que podrán utilizarse como herramientas en distintos campos, como la medicina, la salud o el entrenamiento deportivo.