Un nuevo método permite que los huesos se regeneren

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Sistema para que los huesos se regeneren

Un equipo de investigadores de la Universidad de Michigan en Estados Unidos ha diseñado un nuevo sistema que podría permitir en el futuro la regeneración ósea. Gracias a este descubrimiento, es posible que algún día los huesos se reparen solos, más deprisa y sin ayuda en caso de que suframos una fractura. 

Lo que estos científicos han desarrollado es un polímero con forma de esfera que proporciona a los huesos la molécula que necesitan para iniciar la reparación de las lesiones. Cuando se producen fracturas muy fuertes o se sufre alguna patología ósea como la osteonecrosis, el tejido óseo no es capaz de regenerarse por sí mismo.

Esta molécula contiene ácido ribonucleico (ARN), un tipo de ácido nucleico que participa en la síntesis de las proteínas y que destaca por favorecer la cicatrización de las heridas, entre otras propiedades. 

Su funcionamiento es el siguiente: la esfera de polímero rompe las paredes celulares para introducir la molécula de ARN. Las esferas han sido diseñadas para proteger las moléculas de ARN hasta que se introducen en la herida del hueso. Una vez que han cumplido su función, se degradan para liberar el ácido ribonucleico en la fractura. 

Método para que los huesos se regeneren

El cometido de las moléculas de ARN es enseñar a las células óseas los mecanismos de reparación más adecuados y eficaces. De este modo, son las propias células quienes se encargan de regenerar el hueso, evitando la necesidad de introducir otros agentes externos para la curación.

El ácido ribonucleico no se libera de golpe, sino que se va administrando de forma progresiva, por lo que la terapia puede tener una duración de un mes, e incluso más. 

El método de estos investigadores ha sido probado en ensayos clínicos practicados con ratones, donde ha demostrado tener éxito en la cicatrización de las fracturas.

¿Regenerar tejidos y huesos? Este hidrogel lo hace posible

"La nueva tecnología que hemos desarrollado abre el camino a nuevas terapias que utilizan el ADN y el ARN para la medicina regenerativa, aumentando la posibilidad de hacer frente a enfermedades que son un desafío para la humanidad", señala Peter Ma, un miembro del equipo.

Esta tecnología puede tener infinidad de útiles aplicaciones en el futuro, entre las que destacarían la reparación de las articulaciones o la lucha contra la caries dental.