Opel Astra (2017), probamos la tecnología de este coche de Opel

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Opel Astra 2017, probamos la tecnología de este coche

La línea que hasta hace algunos años separaba el mundo del motor de la tecnología se ha vuelto tan delgada que desde hace un tiempo ya es prácticamente invisible. En esta prueba del Opel Astra (2017) vamos a conocer más a fondo todas las tecnologías que esconde tanto por dentro como por fuera este coche de la marca alemana Opel.

El Opel Astra de 2017 es la continuación de un coche históricamente compacto cuyo precio este año arranca en los 13.600 euros, aunque la versión que nosotros hemos tenido la oportunidad de probar traía el acabado Excellence, el de más alta gama de todo el catálogo (con un precio que parte de los 17.350 euros). Es un coche que esconde muchas peculiaridades tecnológicas, empezando por su cámara frontal (la llamada Opel Eye) y pasando por OnStar, un servicio en el que -entre otras cosas- tienes a tu disposición durante las 24 horas del día a un asistente para atender tus necesidades.

En vídeo: nuestra prueba del Opel Astra

Dado que nuestros compañeros de AutoBild.es ya han realizado un análisis a fondo de este coche, en nuestra prueba tecnológica del nuevo Opel Astra no nos vamos a entretener en el apartado del motor más que para decir que, en la versión del Astra de 2017 que ha pasado por nuestras manos, lo que se ocultaba bajo el capó era un motor gasolina 1.4 de 150 caballos de potencia. Explicado eso, vayamos directos al análisis de la parte más tecnológica de este coche.

Así es el Opel Astra desde el punto de vista de la tecnología

Opel Astra, opiniones desde el punto de vista de la tecnología

Primero, empecemos por conocer el Opel Astra (2017) por fuera. Para que este coche pueda presumir de tecnologías como la detección de señales, la alerta de colisión frontal o el asistente de corrección de trayectoria, primero es necesario que haya algún componente que le proporcione al vehículo toda la información necesaria acerca de lo que está ocurriendo delante de su trayectoria.

La cámara Opel Eye da vida a buena parte de las tecnologías de este coche de Opel

En este caso, ese componente responde al nombre de Opel Eye y se trata de una cámara ubicada a la altura del espejo interior que está constantemente analizando lo que hay en la trayectoria del vehículo. La cámara apunta hacia delante, y de ella sale la información que después este Opel Astra (2017) utiliza para dar vida a los asistentes a la conducción que incorpora en este acabado de más alta gama.

Detalle de la cámara Opel Eye

Y ya que hemos mencionado los asistentes a la conducción, el siguiente apartado que vamos a tratar en nuestro análisis del nuevo Opel Astra es precisamente ese. Para ello, lo mejor será que nos montemos a bordo y nos imaginemos que estamos conduciendo por la carretera con este coche. Todas las tecnologías de las que vamos a hablar en los siguientes párrafos están estrictamente relacionados con la cámara Opel Eye.

Opel Eye: detección de señales de tráfico, alerta de colisión frontal y más

Empecemos el viaje con el Astra

Una vez estamos en la carretera, lo primero que hace la cámara de Opel Eye del Opel Astra (2017) es reconocer todas las señales de tráfico que haya delante. ¿Para qué lo hace? Para mostrarnos en el centro del cuadro de instrumentos datos tales como -por ejemplo- el límite de velocidad del tramo que estamos recorriendo en ese momento. Es muy útil si en un momento dado resulta que no hemos estado atentos a las señales de límite de velocidad y, antes de llegar por ejemplo a un radar, tenemos dudas acerca del límite de esa carretera en concreto.

Pero la cámara no solamente se centra en los límites de velocidad, sino que también es capaz de identificar otras señales como prohibiciones de adelantamientos o el fin de una señal anterior de prohibición, así como también reconoce las señales temporales en zonas de obras. Toda esa información, con las señales que identifica la cámara del coche, se muestra siempre en la pantalla central del cuadro de instrumentos.

¿Pensando en comprar una cámara para el coche? Dashcam: qué son, para qué sirven y cuáles son las mejores

Imaginemos ahora que, siguiendo con nuestro viaje, llega un momento en el que estamos circulando detrás de otro coche por la carretera. En ese instante, lo que tenemos a nuestra disposición en este Astra (2017) de Opel son otras dos tecnologías adicionales: el indicador de distancia de seguridad y la alerta de colisión frontal. El primero ya nos lo dice todo con su propio nombre: simplemente se trata de un indicador que de un vistazo nos muestra si estamos manteniendo la distancia de seguridad recomendada con el coche que tenemos enfrente.

Desde el volante podemos regular la distancia a la que queremos que se active la alerta de colisión frontal

Pero si por algún motivo nos distraemos al volante y nos vemos en la situación de estar a punto de golpear al coche que tenemos delante, en ese momento lo que entra en funcionamiento es la alerta de colisión frontal. Es un sistema (configurable entre tres niveles de distancia para la alerta) que nos avisa dentro del habitáculo con luces y sonidos si detecta que vamos a golpear al coche que circula delante de nosotros, y si no reaccionamos a tiempo, puede llegar a detener automáticamente el vehículo siempre y cuando estuviéramos circulando en ese momento a una velocidad inferior a los 60 km/h.

El coche es capaz de hacer que vuelvas a tu carril si te despistas

Este sistema se puede configurar con tres niveles diferentes que, en la práctica, realmente equivalen a la distancia a la que queremos que el Opel Astra nos avise si detecta que nos acercamos a demasiada velocidad al coche que tenemos delante. El aviso es tanto luminoso (con unos LEDs rojos que se reflejan sobre el parabrisas, a la altura de nuestra vista) como sonoro (con una alerta que se emite por los altavoces).

¿A qué obstáculos se enfrenta un coche autónomo?

Y ya que hemos hablado de distracciones, la tecnología que en este sentido más llama la atención en el Opel Astra (2017) es la del asistente de corrección de trayectoria. Para empezar, cuidado: no es una tecnología de conducción autónoma o semi-autónoma, en la línea de lo que ya traen coches de más alta gama, sino que se trata de un asistente diseñado para evitar que nos salgamos del carril en caso de distracción.

Este asistente tan solamente entra en funcionamiento si detecta que estamos a punto de salirnos de la calzada, y lo que hace en ese caso es dar un pequeño toque al volante para que el coche regrese a su trayectoria. Pero no hay que confundirlo con esas otras tecnologías más avanzadas en las que el coche es capaz de mantenerte siempre en el carril, sin necesidad de que tengas que girar el volante.

Si el coche detecta que te sales de tu carril, es capaz de dar un toque al volante para evitar la salida

En cualquier caso, esta tecnología es interesante para situaciones en las que -por ejemplo- apartamos la vista de la carretera durante unos segundos para mirar el navegador y, sin darnos cuenta, en ese pequeño lapso de tiempo invadimos el carril contrario; con este Astra (2017), esa situación de riesgo desaparece gracias a este asistente.

Dado que nuestra unidad tenía cambio manual, nos quedamos sin la oportunidad de probar el control de crucero automático que sí trae el modelo 1.6 CDTI de 136 CV con cambio automático. En pocas palabras, hablamos de un control de crucero adaptativo en el que el coche reduce o aumenta la velocidad en función del tráfico que haya delante.

Desde dentro: el navegador con IntelliLink R4.0

Así es por dentro el Opel Astra

Llevamos ya un buen rato hablando de asistencias a la conducción, y todavía no hemos mencionado ni una sola palabra acerca del navegador que incorpora en su interior este Opel Astra. Estamos hablando de un navegador con pantalla táctil de siete pulgadas que funciona bajo la tecnología de Opel IntelliLink R4.0, la cual -entre otras cosas- le otorga a este coche la capacidad de ser compatible con nuestro móvil.

Desde hace años, el simple manos libres se ha quedado corto para todas las funciones de nuestro teléfono que podemos llegar a necesitar controlar mientras estamos conduciendo. Por ello, hace ya un tiempo que Opel ha decidido empezar a ofrecer en sus navegadores de más alta gama la opción de controlar buena parte de las funciones del móvil desde una interfaz pensada específicamente para el coche. Y el Astra es compatible tanto con Android Auto como con Apple CarPlay.

Así es el navegador del Opel Astra en el acabado Excellence

Porque más allá de lo que trae la interfaz del propio navegador (no faltan los típicos menús con las opciones de navegador, estado del tráfico, reproducción de música...), lo realmente interesante ocurre en el momento en que conectamos por USB (tiene que ser por cable, y el puerto está oculto bajo el reposabrazos central) nuestro teléfono al coche. Tanto si es un móvil Android como si es un iPhone, en ambos casos tenemos la posibilidad de controlar diferentes funciones del terminal sin necesidad de tocar el dispositivo en ningún momento.

La interfaz de Android Auto en el Opel AstraLa interfaz de Android Auto en el navegador del Opel Astra

En el caso de Android Auto (la plataforma oficial de Google que a día de hoy es compatible con la gran mayoría de móviles Android), la interfaz que se muestra en el navegador viene a ser una adaptación mucho más básica de la versión para móviles de Android. Desde la pantalla principal podemos ver todas las notificaciones entrantes, contestar a mensajes, abrir aplicaciones de música en streaming... y, desde hace algunos días, incluso podemos seguir rutas de navegación a través de Waze.

La navegación entre una aplicación y otra se puede realizar tanto mediante gestos táctiles en la pantalla como, en el caso de que mantengamos pulsado el botón de voz que hay en el volante del Opel Astra, el asistente de Google Now. Al asistente de Google en el coche le podemos dar las mismas órdenes que en el móvil, y le podemos decir que realice una llamada, que conteste a un mensaje, que abra una determinada app... todo ello sin necesidad de apartar la vista de la carretera.

Apple CarPlay en el Opel AstraLa interfaz de Apple CarPlay en el navegador del Opel Astra

En Apple CarPlay, que también es compatible con la absoluta mayoría de los últimos iPhone (iPhone 7 Plus, iPhone 7, iPhone 6s, iPhone 6...), la interfaz es diferente a la de Android pero, grosso modo, las funciones vienen a ser más o menos las mismas. Podemos atender llamadas, escribir mensajes, escuchar audiolibros, reproducir nuestras canciones de Google Play Music...  y todo ello con la inestimable ayuda de Siri, que siempre está dispuesta a contestar a nuestras preguntas por voz.

OnStar: WiFi para compartir, controles desde el móvil y un asistente personal las 24 horas del día

Repasamos a fondo todas las tecnologías que lleva a bordo el Astra de Opel

Pero todas las funciones de las que hemos hablado en los anteriores párrafos se pueden encontrar también en muchos otros coches. Lo que realmente llama la atención en el Opel Astra es la tecnología de OnStar, que abarca tantos servicios diferentes que no se puede resumir en una sola palabra. Esta tecnología incluye desde la posibilidad de compartir WiFi en el coche hasta un servicio de asistencia personal disponible los 365 días del año.

Opel OnStar

Que la asistencia de Opel OnStar esté disponible las 24 horas del día, los 365 días del año, es uno de los aspectos más llamativos del apartado tecnológico de este modelo. Resulta que Opel pone a disposición de sus clientes un servicio de asistencia personalizada en el que, pulsando el botón de "On" que hay encima del espejo interior, puedes hablar al instante con una persona que atenderá tus peticiones.

¿Y qué le podemos pedir a este asistente? En nuestro caso, durante la prueba decidimos llamar a este servicio de asistencia de Opel para preguntar por el restaurante más cercano a nuestra posición. Desde OnStar nos indicaron varias recomendaciones de restaurantes cercanos, y una vez nos habíamos decidido por uno en concreto, el asistente añadió el destino a la ruta de nuestro navegador. Y todo esto que estamos comentando funciona no solamente en España, sino también en otros países europeos.

El botón de OnStar

Por la parte de la seguridad, Opel OnStar es por encima de todo una tecnología pensada para ayudarnos en caso de que tengamos alguna emergencia. Además de que el coche ya incluye un servicio de llamada automática de emergencia en caso de accidente, también tenemos la posibilidad de hacer una llamada de emergencia de forma manual -véase porque el pasajero no se encuentra bien en ese momento, por ejemplo- pulsando sobre el botón "SOS" que hay dentro del habitáculo.

En Opel también son conscientes de que no a todo el mundo le puede agradar la idea de que el coche esté constantemente localizado mediante los servicios de OnStar, y por ello uno de los tres botones que tenemos encima del espejo es precisamente el del modo de privacidad. Al mantenerlo pulsado, lo que se consigue es que nuestra ubicación deje de compartirse con ningún servicio de Opel a excepción del supuesto de que tengamos un accidente, en cuyo caso sí se enviará nuestra localización a los servicios de emergencias.

WiFi de OnStar

En lo que se refiere a la opción de compartir los datos del coche, el Opel Astra viene a ser una Zona Wi-Fi con ruedas en la que cualquier persona que disponga de la contraseña de la red del vehículo (la cual se puede modificar desde los ajustes) puede conectarse a la tarifa de datos a la que está asociado el sistema. Puede haber hasta siete dispositivos conectados de forma simultánea, y en cualquier momento tenemos la posibilidad de comprobar la cantidad de datos de nuestra tarifa que hemos gastado durante el último mes.

Pero si tu coche no tiene Zona Wi-Fi, mira esto: Cómo compartir el 4G de tu móvil por WiFi en Android

La aplicación de myOpel

Para ir cerrando nuestro repaso por las tecnologías del Opel Astra, lo mejor será que enfilemos el final de este artículo dedicando algunas palabras a myOpel. Estamos hablando de una aplicación oficial de Opel que se puede instalar tanto en Android como en iOS, y con esta app acompañada de una suscripción de OnStar en nuestro coche se nos abre la posibilidad de poder consultar desde el teléfono datos de nuestro Astra tales como la autonomía restante en base al nivel del combustible, la presión de los neumáticos o la última ubicación guardada del coche, entre muchos otros.

De hecho, lo verdaderamente destacable es que desde la aplicación es posible incluso controlar algunas funciones del propio coche. Podemos, por ejemplo, abrir y cerrar las puertas de forma remota, así como también tenemos la opción de activar la bocina y las luces en el caso de que no encontremos el coche en un aparcamiento (y, en el peor de los casos, esta última opción también puede ser interesante de cara a ahuyentar a posibles malhechores que se muestren demasiado interesados en nuestro coche).

Así es la aplicación oficial de Opel

El servicio de OnStar viene incluido gratis con el coche durante el primer año, y después si queremos seguir utilizándolo -para poder tener acceso a los datos del coche desde la aplicación de myOpel, por ejemplo- deberemos pasar por caja. Para ello, la marca nos ofrece nos modalidades de pago diferentes: mensual, en cuyo caso la cuota se queda en los 9,95 euros al mes, o anual, en cuyo caso cada año deberemos realizar un único pago de 99,50 euros.

¿Y qué hay de la conectividad de datos que trae de serie el Opel Astra en el acabado Excellence? De serie, el servicio incluye un periodo de prueba de tres meses (o 3 GB de datos consumidos, lo que antes ocurra); una vez estemos fuera de esas condiciones de prueba, deberemos contratar una tarifa con Vodafone que la operadora precisamente lanzó en su momento con la colaboración de Opel.

Trucos para ahorrar datos en el móvil

Llega el momento de poner fin a esta prueba, y tan solamente nos queda por hablar de una última característica del Opel Astra: la asistencia al aparcamiento. Resulta que este coche es capaz de aparcar por sí mismo -tanto en fila como en batería-, y de lo único de lo que nos tenemos que encargar nosotros durante la maniobra es de cambiar de marcha y acelerar/frenar en función de las indicaciones que veamos en la pantalla. De girar el volante ya se encarga el coche.

El Opel Astra también es capaz de aparcar por sí solo

El funcionamiento de este sistema es muy sencillo: pulsamos el botón de asistencia al aparcamiento (está ubicado cerca de la palanca de cambios) y elegimos si queremos aparcar en fila o en batería; a partir de ahí, tan solamente nos queda recorrer la calle a una velocidad inferior a 30 km/h para que el sistema encuentre una plaza válida para aparcar. Cuando haya encontrado la plaza, todas las indicaciones que debamos seguir se nos irán mostrando en la pantalla del cuadro de instrumentos.

A día de hoy, ¿merece la pena comprar un coche eléctrico?

Y así, habiendo hablado de muchas funciones diferentes, hasta aquí llega nuestra toma de contacto con el Opel Astra. Esperamos que nuestro recorrido a fondo por las diferentes tecnologías de este coche os haya servido para conocer un poco más de cerca las soluciones tecnológicas que actualmente ofrece Opel en sus modelos, y recordad que en la página oficial de la marca encontraréis más información acerca de los precios que tiene en el mercado cada uno de los extras que hemos podido probar en esta unidad del nuevo Astra.

Opel Astra, hasta aquí llega nuestro análisis

En ComputerHoy hemos probado más coches: Tesla Model X, toma de contacto | Volkswagen Passat GTE, probamos la tecnología de este híbrido enchufableSmart fortwo y forfour, la movilidad eléctrica hecha a la ciudad