Pequeñas dosis de radiación no aumentan el riesgo de cáncer

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
pequeñas dosis de radiación no aumentan el riesgo de cáncer

Los efectos de la radiación preocupan mucho a la población, siempre hemos escuchado que por poco que nos expongamos a cualquier tipo de la misma aumentamos de forma considerable el riesgo de sufrir cáncer o cualquier otra enfermedad. Un reciente artículo científico ha desvelado que el riesgo de desarrollar un tumor es prácticamente inexistente ante bajas dosis de radioactividad.

En el informe publicado en The Journal of Nuclear Medicine, los investigadores afirman que la radiación que tiene fines médicos -es decir, la que se utiliza para realizar radiografías y otro tipo de pruebas y tratamientos- no aumenta la probabilidad de desarrollar cáncer en el futuro, en contra de la creencia popular.

Jeffrey A. Siegel, científico participante en el artículo, aseguró que: "Hemos demostrado que la afirmación hecha por Hermann Muller durante su discurso del Premio Nobel de 1946 de que toda radiación es perjudicial era una incongruencia no reconocida por la comunidad científica que se dedica al estudio de la radiación".

El grupo que lidera Siegel ha estado realizando numerosos experimentos y comprobaciones durante los últimos años para determinar si había una correlación entre la exposición a pequeñas dosis de radiación y un amuento sustancial del riesgo de padecer cáncer. Tras la investigación, se determinó que dicha relación no existía y que la radiación para fines médicos tenía más ventajas que desventajas.

Además, otro miembro del equipo argumentó que: "Numerosos estudios experimentales y epidemiológicos muestran que dosis bajas de radiación pueden llegar a estimular la repuesta de protección que el organismo necesita y que se encuentra en nuestro ADN desde que comenzó la evolución de la raza humana".

¿Es peligrosa la radiación de los teléfonos móviles?

La evidencia científica demuestra que someterse a una radiografía o un tratamiento que incluya pequeñas dosis de radiación no supone un mayor riesgo de sufrir cáncer en el futuro. Así que si todavía pensabas totalmente lo contrario, puedes comprobar que la medicina está de tu lado.

[Fuente: Sciencedaily]