La primera pastilla inteligente, a punto de llegar al mercado

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Esta pastilla conectada alerta al médico cuando el paciente no se toma la medicación.

La salud y la medicina son dos de los campos que más ingresos generan en todo el mundo, de ahí el interés de las principales compañías por afianzarse en ellos o desembarcar en el futuro. Tecnológicamente hablando, aún hay mucho que avanzar, sobre todo en el aspecto de control y monitorización de parámetros físicos. Por eso es especialmente destacable el nuevo invento que está a punto de llegar al mercado.

Se trata de las pastillas inteligentes, píldoras conectadas que envían señales a un parche electrónico cuando pasan a través del estómago. Esto permite monitorizar de forma remota desde cualquier móvil si el paciente en cuestión se ha tomado la medicación o no, algo importante para ciertas personas con enfermedades sensibles.

Para la persona implicada, todo es prácticamente igual. Sólo tiene que colocarse un parche en el tórax que debe ser sustituido una vez cada siete días. Este parche se comunica con un chip microscópico localizado dentro de la píldora para, acto seguido, enviar a la aplicación del smartphone todos los datos.

El chip insertado en la pastilla es desechable y no causa daño en el cuerpo, y se activa cuando entra en contacto con los jugos gástricos. Es la mejor forma posible de hacer un seguimiento a muchos pacientes que por dejadez o voluntariamente no toman la medicación como su doctor se lo recomienda.

Es una alternativa menos agresiva que otra novedad ya patentada, la píldora que directamente se pega al estómago para suministrar medicamentos de forma semiautónoma.

Consulta aquí todos los productos para la salud y el cuidado personal que puedes comprar en Amazon España

En concreto, las pastillas conectadas inteligentes van destinadas a un sector específico de la población: personas con problemas mentales como esquizofrenia o alzheimer, muy dadas a saltarse las recomendaciones médicas.

Este revolucionario invento médico ha sido desarrollado por dos empresas, una estadounidense y otra japonesa. Ambas tratan de poner en bandeja a sistemas sanitarios y aseguradoras un potencial ahorro de costes bastante alto, pues anualmente se desperdician cientos de millones en pastillas y medicamentos que los pacientes nunca llegan a consumir.

Ya han conseguido la aprobación de la FDA, el organismo regulador de Estados Unidos. Ahora es cuestión de tiempo que se ponga a disposición de todos en distintos países, aunque antes tendrán que salvar ciertas dudas acerca del manejo de los datos y la privacidad.

[Fuente: The Verge | Imagen: Proteus Digital Health]