Problemas de salud relacionados con los edulcorantes artificiales

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
edulcorante artificial

Aunque el azúcar no es nada bueno y la OMS sugiere que no superemos las doce cucharillas al día, algunas alternativas para endulzar comidas y bebidas tampoco son mucho más saludables. Es el caso de los edulcorantes artificiales, que han sido relacionados con problemas de salud como el aumento de peso, la demencia o las enfermedades cardiovasculares, entre otros. 

Ahora, un nuevo trabajo que ha sido publicado en la revista Canadian Medical Association Journal ratifica los resultados de estudios anteriores y revela que el consumo a largo plazo de edulcorantes artificiales como el aspartamo, la sucralosa y la stevia, aumenta el riesgo de padecer obesidad, diabetes, presión arterial alta y enfermedades de corazón.

Para llevar a cabo esta investigación, los científicos han efectuado una revisión de 37 estudios previos que llevaron a cabo el seguimiento de un total de más de 400.000 personas durante un promedio de diez años. Siete de ellos realizaron controles aleatorios con la participación de 1.003 voluntarios que fueron seguidos durante una media de seis meses.

Arranca impuesto de bebidas azucaradas en Cataluña: ¿Cómo nos afecta?

Los estudios observacionales más largos no solo no pudieron probar una relación entre el consumo de edulcorantes artificiales y la pérdida de peso, sino que además se pudo observar un mayor riesgo de aumento de peso y obesidad, hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardíacas y otros problemas de salud vinculado a la toma a largo plazo. "Encontramos que los datos de los ensayos clínicos no apoyan claramente los beneficios previstos de los edulcorantes artificiales para el control de peso", afirma Ryan Zarychanski, miembro del equipo.

Estos suplementos alimenticios te ayudan a adelgazar

Teniendo en cuenta sus hallazgos y los de trabajos previos, los investigadores continúan analizando los efectos de los endulzantes artificiales para que los consumidores sepan a qué atenerse al tomarlos. "Dado el uso generalizado y creciente de los edulcorantes artificiales y la actual epidemia de obesidad y enfermedades relacionadas, se necesita más investigación para determinar los riesgos a largo plazo y los beneficios de estos productos", explica Meghan Azad, autora principal de estudio.