Las ruedas esféricas podrían ser el futuro de los coches

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Las ruedas esféricas podrían ser el futuro de los coches

Durante estos últimos años hemos visto diversas noticias y avances en relación a la conducción autónoma, con grandes empresas como Google muy implicadas en proyectos propios cuyo objetivo es de el poder aportar mejoras a los actuales sistemas de guiado, control y detección de peligros de estos vehículos.

También se ha escrito mucho en relación a las ciudades del futuro, las cuales según algunos expertos podrían estar llenas de vehículos autónomos que circulasen por grandes carreteras destinadas en exclusiva a este tipo de transportes, y estos harían uso de tecnología avanzanda con la que todos los coches estarían conectados entre si para poder transmitir información, como el estado de la carretera, condiciones meteorológicas, y demás.

Ahora Goodyear ha hecho público el vídeo que tenéis justo encima, en el que revelan un nuevo vídeo conceptual de sus ruedas esféricas "Eagle-360", presentadas recientemente por la firma de Ohio en el Salón del Automóvil de Ginebra, que este año tiene lugar entre el 3 y el 13 de marzo.

Estas ruedas esféricas estarían hechas mediante impresión 3D, convirtiéndose así en neumáticos multidireccionales que están conectados a la carrocería del automóvil gracias a la levitación magnética. Esto significa que el neumático se uniría al coche mediante campos magnéticos, de un modo similar al que funcionan los trenes de levitación magnética.

EE.UU. quiere vehículos parlantes para evitar accidentes

Los neumáticos Eagle-360 permitirían una mayor suavidad en la conducción, al crear un movimiento lateral fluido, pero además sería posible realizar giros de 360 grados. Todo ello aumentaría la comodidad de los pasajeros, reduciría el ruido generado y además, solucionaría muchos de los problemas de aparcamiento ya que estos vehículos necesitarían menos espacio para aparcar al poder desplazarse en cualquier dirección.

La seguridad también se vería afectada por este nuevo diseño, ya que al imitar la forma de un coral, y la distribución y forma de sus bloques y surcos multidireccionales, se conseguiría una mayor superficie de contacto, que se volvería rígida al estar seca, y se ablandaría al entrar en contacto con el agua, ofreciendo un mejor control bajo cualquier situación, y una mayor resistencia al aquaplaning.

BMW y Mercedes investigan la carga inalámbrica para coches

Pero todavía hay más, ya que estos neumáticos contarían con sensores en su interior para rastrear las condiciones de la carretera e informar a los vehículos cercanos de las mismas, para mejorar la seguridad y respuesta del sistema de conducción autónoma.

Además, del mismo modo que actualmente podemos escoger neumáticos especiales para la nieve u otras condiciones específicas, gracias a la impresión 3D sería muy fácil personalizar estas ruedas esféricas para cada situación meteorológica, pero también para cada país dependiendo de su clima.

[Fuente: SingularityHub]