SeaBubbles, el taxi acuático volará sobre el Sena en 2018

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
SeaBubbles, el taxi acuático volará sobre el Sena en 2018

"En muchas ciudades las carreteras están colapsadas, pero las vías de agua están vacías, así que existe una oportunidad obvia: ¡queremos construir taxis de agua!". De esta manera expresaba Alain Thébault, fundador de la compañía SeaBubbles, su deseo de desarrollar el proyecto que pretende conquistar el transporte acuático de las grandes metrópolis, convirtiéndose así en el nuevo Uber de las aguas.

El SeaBubbles, impulsado por dos motores eléctricos, estará construido con materiales biodegradables, podrá alcanzar los 30 kilómetros hora y dispondrá de una autonomía de 80 a 100 kilómetros recorridos.

El fundador de la compañía, junto con su socio y cofundador Anders Bringdal, ya apuntaban maneras cuando, propulsados un su barco de vela Hydróptero, batieron un récord de velocidad en 2009. Ahora vuelven a ser noticia gracias a los 10,8 millones de euros que han conseguido recaudar en fondos de MAIF (un grupo francés de seguros), dinero que dedicarán integramente al proyecto SeaBubbles.

El taxi acuático se encuentra en fase de producción, con intención de estar terminado y listo para su exhibición en la conferencia Viva Technology en París del próximo mes. Su proyección de mercado abarca una docena de ciudades situadas en las principales vías fluviales de todo el mundo, alcanzando el medio centenar para 2024. 

Al no tocar apenas el agua, el SeaBubbles no produce olas evitando así posibles molestias a las embarcaciones turísticas o de transporte que circulen por el Sena, el Támeis o los canales de Venecia, ciudades a las que ya se ha decidido llevar el proyecto.

Si lo tuyo es navegar, disfruta con los barcos teledirigidos de Amazon

En primera instancia, la cápsula ecológica será capaz de transportar a cinco pasajeros más un piloto, aunque se prevee poder sumar un sexto pasajero una vez se haya automatizado el vehículo. Consolidado el proyecto, se contempla la posibilidad de una asociación con Ubber para que la aplicación se extienda a este transporte acuático.

Los aerodeslizadores eléctricos ya son una realidad, el siguiente paso: transformarlos en vehículos autónomos que nos desplazen de una manera rápida y segura. Si el río sigue su cauce, el taxi acuático SeaBubble será el encargado de convertir este futurible en realidad.