Stephen Hawking: puedes salir de un agujero negro si sabes cómo

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
stephen hawking agujeros negros

Los agujeros negros han sido explotados en muchas ocasiones por la ciencia ficción y los amantes de las metáforas como una fuerza succionadora increíblemente poderosa, de la que era imposible escapar. Sin embargo, ahora el renombrado físico Stephen Hawking dice que se puede salir de un agujero negro.

Lo ha declarado con un mensaje especialmente optimista en Estocolmo, en Suiza. Allí ha declarado que "si sientes que estás en un agujero negro, no te preocupes: hay una salida". Podéis verlo vosotros mismos en el vídeo que os dejamos aquí abajo con la presentación completa. 

En caso de que no se os de bien el inglés, os resumimos la idea general: La teoría de los agujeros negros es una paradoja entre la mecánica cuántica y la teoría de la relatividad. Mientras que la primera asegura que la información no puede ser destruida dentro de un agujero negro, la teoría de la relatividad sugiere lo contrario. 

Sin embargo, con esta nueva "Teoría de la esperanza" propuesta por el profesor Hawking, la información nunca llega a introducirse dentro del agujero negro, sino que se queda en la frontera asíntota del evento, justo al borde pero sin llegar a tocarlo. 

Lo que el físico suguere es que la información sobre partículas que atraviesan el agujero negro se convierte en una especie de "holograma" de si misma: una descripción en dos dimensiones de un objeto tridimensional. Y aquí es donde se queda la información

En cualquier caso, Stephen Haking también mencionó que la información que sale de los agujeros negros en forma de fotones es prácticamente imposible de discernir. 

Obviamente, la teoría presentada por Hawking en bastante más extensa, y tiene puntos mucho más interesantes. Entre otras cosas, deja caer la posibilidad muy real de la existencia de universos paralelos al otro lado de los agujeros negros. 

Así que sí, se puede salir de un agujero negro... pero sólo en forma de fotones, como una sombra de nosotros mismos que nadie podrá interpretar. No es muy esperanzador, aunque la parte de los universos paralelos sí que ha gustado a la comunidad científica.