La UE podría prohibir los coches de gasolina y diésel en 2030

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
La UE podría prohibir los coches de gasolina y diésel en 2030

Alemanía aún se lame las heridas por el escándalo de las emisiones ilegales de gases nocivos de algunas marcas del país. Las ventas de coches diésel han caído un 5% en Europa desde que se destapó la trampa.

Un problema que algunos políticos han pasado de puntillas. Pero no así el Bundesrat, el consejo federal alemán, que ha aprobado una resolución para prohibir los vehículos de gasolina y diésel en el año 2030. Una decisión histórica que podría afectar también a España, porque la intención del Bundesrat, que aún necesita la aprobación del gobierno, es la de llevar esta iniciativa a la Unión Europea para que esta prohibición sea aprobada por todos los países.

El objetivo del Bundesrat es que en 2030 los coches que funcionan con combustible desaparezcan de las carreteras, sustituidos por vehículos con cero emisiones, es decir, coches eléctricos o de hidrógeno:

La UE podría prohibir los coches de gasolina y diésel en 2030

Tesla llega a España. ¿Qué aportan sus coches eléctricos y baterías?

Si la medida se lleva a debate en la Unión Europea seguramente encontrará una fuerte oposición en países con una importante industria automovilística como España, Francia, Italia o Reino Unido, pues dudamos que las principales marcas de automóviles sean capaces de reciclar por completo sus fábricas para producir únicamente coches eléctricos o hidrógeno en apenas 13 años. Y si lo consiguen, requerirá una inversión multimillonaria.

Teniendo en cuenta el peso de Alemania en la toma de decisiones dentro de la Unión Europea, seguro que es un tema del que oiremos hablar mucho en los próximos años.

El Bundesrat también va a pedir que se rebajen significativamente las tasas e impuestos a los vehículos de emisión cero de forma inmediata, para que esta transición se produzca de la forma más suave posible. Que sean los nuevos compradores de vehículos los que opten voluntariamente por la compra de un coche eléctrico, antes de que la medida sea obligatoria en 2030.

[Fuente: Forbes]