El uso excesivo del móvil afecta a la calidad de tu sueño

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
calidad del sueño

Un estudio publicado por un equipo de científicos de la Universidad de California ha demostrado que el uso excesivo de la pantalla de nuestro smartphone afecta a la calidad del sueño.

Llevamos mucho tiempo escuchando por parte de los médicos que no es bueno acostarse consultando el teléfono, pero hasta ahora no había evidencias contrastadas sobre los efectos negativos de su uso.

El informe, publicado por Matthew Christensen y su equipo en la revista de divulgación científica PLoS ONE, ha tomado una muestra de 653 personas de Estados Unidos para analizar la influencia del tiempo que psan consultando su teléfono móvil en relación a la calidad del sueño.

Durante este estudio y gracias a una aplicación capaz de registrar el tiempo que cada pantalla permanece encendida, se llegó a la conclusión que cada individuo pasa una media de 3,7 minutos por hora mirando la pantalla. A lo largo del día son 88,8 minutos y al cabo del mes 38,4 horas, un tiempo más que suficiente para que afecta a la calidad del sueño.

Matthew Christensen afirmó que: "A primera vista, que el gasto medio medio que pasamos interactuando cada día con nuestro teléfono sea de una hora y media puede no parecer muy sorprendente. Pero si nos paramos a pensarlo bien, se trata de una hora y media de tiempo sin interrupciones, que al final sí que es más que suficiente para que nos afecte".

¿Cómo dormirte en 60 segundos?

Asimismo, el estudio demostró que los individuos más jóvenes que habían accedido a las pruebas eran los que más tiempo pasaban interactuando con el smartphone. En muchos casos se podía duplicar la cantidad de minutos que pasaban al día y los más extremos triplicaban la media. Así que eran los que más problemas para conciliar el sueño presentaban.

Así, se llegó a la conclusión que cuanto mayor era el tiempo que los individuos pasaban consultando el móvil, más tiempo tardaban en conciliar el sueño y menos tiempo pasaban durmiendo en general.

Cinco maneras de dormir mejor, según la ciencia

El informe también demuestra que quienes consultan el terminal en la cama tienen más problemas para dormirse. Christensen dijo que: "Es posible que las actividades absorbentes que dan lugar a la estimulación, como responder un mensaje en Facebook o un tweet, antes de acostarse pueden ser contraproducentes para una buen preparación del sueño".

Está claro que si queremos evitar problemas para conciliar el sueño debemos hacer un uso racional del smartphone durante todo el día, pero en especial por la noche. Según Christensen y su equipo, lo mejor es hacer caso de lo que siempre nos han dicho los médicos y a ser posible dejar el teléfono fuera de la habitación para no tener tentaciones.

Consecuencias de dormir poco

Hay que recordar que tener una mala calidad de sueño o dormir pocas horas es un problema más grave de lo que a simple vista pueda parecer. No sólo disminuye nuestra capacidad de concentración, reduce los reflejos, etc. también tiene consecuencias directa en nuestro organismo.

  • Accidente cerebrovascular. Según una investigación de la Clínica Mayo, en Estados Unidos, reveló que el déficit de sueño incrementa las probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular.
  • Obesidad. Descansar pocas horas incrementa el apetito y la cantidad de antojos de comida rica en grasas y en calorías. Dormir 6 horas o menos facilita la producción de la hormona relacionada con el apetito, la grelina, a la vez que inhibe la leptina, encargada de regular la ingesta de comida, tal como señaló una investigación publicada en Journal of Academy Nutrition and Dietetics.
  • Pérdida de la memoria Pasar tan solo una noche sin dormir puede ocasionar pérdida del tejido cerebral, pues los niveles de la sangre de dos moléculas cerebral aumentan, generalmente por un daño cerebral. Un estadio realizado por la Universidad de California pudo determinar que la falta de sueño ocasiona “deterioro cerebral”.
  • Riesgo de diabetes. Una investigación del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades encontró que la baja calidad de sueño está relacionada con el incremento del riesgo de enfermedades crónicas como la diabetes tipo II y que hay una menor sensibilidad a la insulina.
  • Riesgo a sufrir gripe.  Tener pocas horas de sueño debilita el sistema inmunitario y esto lleva a estar más propensos a sufrir gripes y resfriados. Así lo pudo determinar una investigación realizada por la Universidad Carnegie Mellon.
  • Reducción de la fertilidad. De acuerdo con un estudio publicado en el American Journal of Epidemiology manifestó que de los jóvenes que confesaron sufrir alteraciones del sueño, el 29% tenía menos concentración de esperma en su semen.
  • Riesgo de sufrir cáncer. Una investigación de la Sociedad Americana del Cáncer, pudo determinar que dormir poco podría estar relacionado con el riesgo a sufrir de cáncer colorrectal o de mama. En el estudio realizado con 1.240 personas se encontró que quienes habían dormido menos de seis horas, tenían hasta el doble de riesgo de pólipos colorrectales, que a largo plazo se pueden volver malignos.

 

[Fuente: PLoS ONE]