Los videojuegos de acción mejoran las funciones del cerebro

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Los videojuegos de acción mejoran las funciones del cerebro

Aunque tradicionalmente se asocia a los videojuegos con diversos problemas de comportamiento y conducta, no sólo no tienen por qué ser malos, sino que también pueden resultar beneficiosos para nuestra mente

Así se desprende de una investigación que ha llevado a cabo la Federation of Associations in Behavioral & Brain Sciences, una coalición de sociedades científicas de Estados Unidos que se dedican a estudiar el cerebro y la conducta de los seres humanos.

En su trabajo, este equipo de expertos explica que dentro de la amplia variedad de videojuegos presentes en la actualidad, los de acción cuentan con dinámicas, mecánicas y contenidos que pueden resulta positivos para el cerebro.

Los videojuegos de acción incluyen tipos muy dispares de experiencias que se desarrollan en complejos universos que han sido diseñados al detalle, se ambientan en una fantasía que puede ser o no realista y se puede disfrutar de ellos en soledad o en compañía, dependiendo de las características y la trama de cada uno. 

¿Nos hacen violentos los videojuegos? Los psicólogos creen que sí

Sin embargo, aunque ningún título es igual a otro y todos tienen sus características propias, estos investigadores han encontrado elementos comunes que favorecen el funcionamiento de nuestro cerebro. Este tipo de videojuegos se caracteriza por un rápido movimiento de objetivos que entran y salen del campo visual e incluyen caos y desorden, de manera que el jugador se ve obligado a tomar decisiones rápidas y precisas. Esto tiene un impacto cognitivo muy positivo, incluso comparándolos con los juegos mentales creados de manera específica para mejorar las funciones cognitivas. 

Por otra parte, también se han relacionado con la mejora de habilidades como la atención, el procesamiento cerebral y las funciones cognitivas. En comparación, "muchos otros tipos de juegos no producen un impacto equivalente en la percepción y la cognición", explican los investigadores.

En la actualidad, los videojuegos constituyen experiencias sofisticadas a través de las que se fomenta la plasticidad del cerebro y se propicia el aprendizaje activo, puesto que los jugadores tienen que interactuar con el universo virtual. 

Por lo tanto, según este estudio, títulos de acción como el Batman Arkham Night pueden ayudar a mejorar las funciones de nuestro cerebro. Así que ya lo sabes, ¡a jugar!

[Fuente: SAGE]