Waterboxx, el invento que frena la desertificación en España

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Groasis Waterboxx, la caja de agua que lucha contra la desertificación

España ha sido uno de los lugares elegidos por Groasis Waterboxx para probar su revolucionaria caja de agua que consigue recuperar vegetación en zonas áridas y en proceso de desertificación.

La caja Waterboxx es una especie de cubo rectangular con un agujero en el centro que permite plantar un árbol en el suelo. El primer modelo era de plástico, pero los desarrolladores trabajan ya en sustituirlo por cartón reciclado para mantener intacta la filosofía de sostenibilidad del proyecto.

Waterboxx recoge tanto el agua de la condensación nocturna como la de las lluvias ocasionales para regar, en pequeñas dosis, el interior del árbol. El recipiente además evita que el agua se evapore y protege a las raíces del sol y las inclemencias del tiempo o pequeños animales, lo que facilita el crecimiento de los árboles.

El invento se prueba desde hace varios años en diferentes partes del mundo. La caja de agua Waterboxx, por ejemplo, ya ha demostrado su eficacia a la hora de conseguir plantar con éxito árboles en el desierto del Sahara: el 90 por ciento siguen vivos frente al 10 por ciento de los que aguantan sin haber sido plantados con este aparato, a pesar de haber recibido agua de forma semanal.

Waterboxx es un invento del inventor holandés Pieter Hoff, que ha ganado varios premios de innovación tecnológica y ha conseguido que su caja de agua reciba fondos del programa Life de la Unión Europea para evaluar su eficacia. 

En España, Waterboxx se ha probado en el desierto de Los Monegros (Zaragoza), en los alrededores de Sant Boi de Llobregat (Barcelona), en Riofrío de Aliste (Zamora), en la estación de esquí de San Isidro (León) y en unos antiguos escombreros de Tierra de Campos (Valladolid). 

La iniciativa ha funcionado con éxito en las cinco provincias españoles, donde los árboles plantados con Waterboxx han conseguido un ratio de supervivencia de entre el 80 y el 90 por ciento, toda una proeza especialmente en Los Monegros, donde los árboles plantados sin Waterboxx apenas llegaban a una tasa del 5 por ciento de supervivencia.

Ingenieros andaluces consiguen crear agua en pleno desierto

A lo largo de los últimos cinco años se han plantado más de 55.000 árboles gracias a unas 20.000 unidades de Waterboxx ya que la caja es reutilizable. 

Uno de los mayores hándicaps del proyecto es que la caja de agua requiere de la interacción humana para su instalación y, además, necesita ser llenado con agua la primera vez, lo que dificulta su implantación a gran escala. 

Aún así, sus desarrolladores esperan que Waterboxx se convierta en la mejor herramienta a medio plazo para crear un bosque en medio del desierto y frenar la desertificación y la deforestación del planeta.

[Fuente: Groasis]