Los 3 mayores operadores de Rusia se niegan a vender iPhones

Los 3 mayores operadores de Rusia se niegan a vender iPhones

Es oficial: Los tres mayores operadores de telefonía en Rusia se niegan a distribuir los smartphones de Apple. Con la decisión anunciada hoy por VimpelCom, la compañía se une a MegaFon y MTS en la resistencia al avance del iPhone en Rusia. Los motivos citados por las compañías son elevados precios y condiciones contractuales desventajosas.

Los principales beneficiados con esta medida con Samsung y Microsoft con Windows Phone. Luego de anunciar que cortaba sus lazos con Apple, VimpelCom ha manifestado que tiene un acuerdo de distribución con Samsung para ofrecer sus smartphones de manera preferencial en el territorio ruso.

A partir de este momento, el iPhone 5 y es de presumir, el iPhone 5S, sólo estarán disponibles a través de las tiendas de Apple, algunas tiendas locales, y ciertos operadores menores. Sin embargo, dado que los tres operadores que se rehúsan a hacer negocios con Apple controlan el 80% de los 180 millones de suscriptores en Rusia, el alcance de Apple en el país se ha visto seriamente afectado.

La noticia es dura, mas no enteramente inesperada. Históricamente, Rusia ha sido un país difícil para la compañía de Cupertino. Dado que los subsidios a los terminales están prohibidos, y sumando a ello los elevados impuestos a las importaciones y las ventas, los precios del iPhone en el país llegan a ser casi un 50% más altos que en el resto de Europa. Se han reportado compras de iPhone 5 en el mercado negro por US$3.500.

Adicionalmente a las condiciones impuestas por el gobierno ruso, los operadores protestan por las condiciones contractuales que Apple trata de hacer cumplir, particularmente en aspectos de mercadeo. Estas no son noticias nuevas, y este tipo de condiciones son las que supuestamente hicieron que operadores de importancia, como por ejemplo China Mobile dejaran de hacer negocios con Cupertino. Hay quienes argumentan que los nuevos modelos de iPhone han perdido su factor de atracción para muchos usuarios, y si además de ello Samsung y otros fabricantes logran poner en manos de los operadores terminales con buenas especificaciones y con precios bajos, Apple puede estarse enfrentando a un problema bastante serio.