Apple podría permitir eliminar sus apps preinstaladas en iOS

eliminar aplicaciones apple

Parece que poco a poco las marcas están descubriendo que lo de obligar a los usuarios a tragar con su software y los diseños que ellos quieren, y están empezando de verdad a prestar atención al feedback. Uno de los comentarios más recurrentes era el de borrar las aplicaciones preinstaladas en iPhone.

Para los usuarios que tenían un teléfono con poca memoria de almacenamiento, era un auténtico martirio ponerse a eliminar fotos y vídeos para instalar aplicaciones o nuevos sistemas operativos. En su lugar, podrán desacerse de aplicaciones que venían preinstaladas y que no tenían pensado usar jamás. Eso podría cambiar con iOS 9.

Hasta ahora, esas aplicaciones no se podían eliminar. Por más que uno quisiera desacerse de ellas, estaban enraizadas en el sistema operativo. Y daba igual que uno no fuese a utilizar jamás en su vida "Numbers", porque el caso es que no la ibas a poder desinstalar. 

Por suerte, Tim Cook ha contado en una entrevista de Buzzfeed que se están valorando permitir desinstalar algunas de las aplicaciones que vienen de fábrica. Sin embargo, no podría ser tan sencillo como pulsar una X pequeñita.

Las mejores aplciaciones para el Apple Watch

"Hay algunas aplicaciones que están conectadas a otros servicios del iPhone. Si las desinstalas, podría ocasionar problemas con otras características del móvil". La solución podría pasar por eliminar las aplicaciones preinstaladas que no están directamente relacionadas con el desarrollo del sistema operativo. Hablamos de las apps menos usadas por los usuarios, como Bolsa, Consejos o Clima. Algunas de estas apps habían pasado por las manos de los usuarios sin que llegasen a usarlas jamás durante la vida útil de sus teléfonos. 

Y puede no parecer nada serio, pero es un primer paso. El hecho de que Apple esté planteándose eliminar algunas de sus prerrogativas es otra de las demostraciones de que el estilo Tim Cook no se parece en absoluto al de Steve Jobs. Y eso no es algo malo en absoluto.