Australiana hace cola para nuevo iPhone con ayuda de robot

Hace cola usando un robot

Un robot está haciendo cola fuera de la tienda principal de Apple en Sydney, Australia, en lugar de su controlador humano, quien sigue con su vida normal.

En una de las iniciativas más ingeniosas vistas en las colas para el iPhone, Lucy Kelly ha subcontratado el trabajo a un robot de telepresencia, también llamado Lucy.

Se trata de un iPad conectado a un dispositivo tipo Segway que permite a una persona estar, de cierta manera, "presente" a pesar de no estar allí; a lo Snowden. No es la primera vez que vemos este tipo de dispositivos, en series de televisión de éxito como Modern Family (gracias Pedro) ya han aparecido, o quién no recuerda al mítico Shelbot de The Big Bang Theory:

El robot llegó a tomar la cuarta posición en la línea en la tienda de Apple en George Street a las 5 de la mañana del jueves, con Kelly comunicándose a través de él desde las 6. Mientras su contraparte robótica mantiene su lugar bajo la lluvia y el viento, Kelly aguarda tranquilamente en su oficina.

La empresa para la que trabaja, la agencia de medios Atomic 212, ha construido seis de estos robots para jugar con ellos en la oficina. Su jefe incluso participó de reuniones en Sydney mientras estaba en Bali usando uno de ellos.
 

“Los utilizamos para todo, sólo para mostrar la nueva tecnología. Es una muestra curiosa de lo que el futuro de la tecnología será,” Kelly dijo a Mashable Australia. “Estamos obsesionados con ellos.”

Proliferan las tiendas falsas de Apple en China.

Dijo que funciona mediante el uso de una aplicación que permite a una persona conectarse desde cualquier lugar y comunicarse a través del iPad.

Kelly ha estado utilizándola para comunicarse con sus nuevos amigos en la línea y transeúntes curiosos.

Lucy espera en la fila

El robot de Kelly está en espera de la llegada de los últimos iPhones el viernes, el iPhone 6s y el iPhone 6s Plus. Australia es el primer país en el mundo en recibir los dispositivos, debido a la ventaja de las zonas horarias.

El robot esperará en línea durante una noche, en una carpa especial que viene con una fuente para mantenerla cargada y ofreciéndole refugio contra la lluvia. Si todo va según lo previsto, el robot después comprará el nuevo iPhone sin ninguna interacción humana. 

El jueves, la línea creció significativamente en tamaño con aquellos valientes que han resistido los elementos desde el anuncio de Apple.

Kelly dice que no hay celos de parte de los fans acérrimos que se han estado congelando por las noches. "Todo el mundo piensa que está muy bien, que estaban felices de dejar que un robot vaya por delante", dijo.