En qué debes fijarte para elegir un móvil por su pantalla

En qué debes fijarte para elegir un móvil por su pantalla

Al elegir un nuevo móvil debes tener en cuenta varios factores importantes en sus especificaciones técnicas para encontrar el móvil perfecto que se adapte a tus necesidades en cuestión de potencia del procesador, calidad de la cámara, espacio de memoria, etc. Pero durante esa elección no debes olvidar un factor clave: su pantalla.

Al fin y al cabo, vas a pasar muchas horas mirando esa pantalla, por lo que elegir la mejor pantalla para tu móvil debe ser uno de los factores a tener en cuenta, no solo en términos de precisión táctil al tocar sobre ella, sino por la exactitud y calidad a la hora de mostrar los colores en tus fotos o vídeos bajo cualquier condición de luz.

La tecnología empleada en la fabricación de las actuales pantallas para móviles se ha desarrollado hasta tal punto, que ya existe una gran diferencia entre las distintas tecnologías y es fácil confundirse entre los distintos tipos de pantalla. Más allá de distinguir el tipo de tecnología que lleva cada smartphone, te daremos algunos consejos para que sepas en qué aspectos debes fijarte para elegir un smartphone con una pantalla de calidad.

Paneles y sus derivados

IPS, Retina, AMOLED, Super AMOLED, Retina, IGZO, Quantum Color+. A poco que hayas mirado las especificaciones de los principales móviles del mercado te habrás encontrado con estos nombres acompañando a las características de la pantalla. En realidad, todos son tecnologías desarrolladas a partir de dos tipos básicos de pantalla: LCD y OLED.

Los paneles LCD (Liquid Crystal Display) son los más comunes entre los móviles y están formadas por varias capas en las que superponen la cobertura de cristal externo, filtros polarizadores, paneles táctiles y, uno de los componentes principales, una malla de luces LED llamada BacklightQuantum Color+ es una de las variantes de LCD que mejores resultados está obteniendo ya que mejora la calidad del color en pantalla gracias a un importante cambio en su malla de LEDs.

Paneles LCD, los favoritos en smartphones

La marca española BQ es uno de los fabricantes que más está apostando por esta tecnología de pantalla para sus dispositivos, y el Aquaris X Pro es uno de los últimos ejemplos de los buenos resultados que ofrece.

El objetivo son los colores realistas

El principal objetivo de cualquier pantalla debe ser obtener unos colores realistas que se ajusten al máximo a lo que tus ojos ven en realidad. En este sentido, de poco sirve que una pantalla muestre unos colores muy saturados, si en lugar de mostrarte una flor con pétalos naranjas, la muestra con unos tonos amarillentos que poco tienen que ver con la realidad. Para determinar esa fidelidad en los colores se definen los estándares de los espacios de color NTSC, sRGB o Adobe RGB.

Estos son los móviles con mejor cámara para fotografía con poca luz

Cuando la pantalla de un smartphone no es capaz de mostrar un determinado color, lo sustituye por uno cercano dentro de las posibilidades que le permite su tecnología de pantalla. Cuanto mayor porcentaje de un espacio de color sea capaz de mostrar una pantalla, significará que es capaz de representar un mayor número de colores y, por tanto, sus colores serán más fieles a la realidad.

Mientras la mayoría de pantallas IPS que encontrarás en el mercado abarcan una media del 70% del espacio NTSC, los paneles con tecnología Quantum Color+ alcanzan hasta el 90% del espacio NTSC, ofreciendo colores más exactos y mejor definidos.

Quantum Color+ para colores más realistas

Por ello, antes de elegir tu próximo smartphone, debes conocer qué porcentaje de los espacios de color es capaz de abarcar, lo cual indica su capacidad para mostrar colores más realistas o no. Las pantallas Quantum Color+ permiten mostrar unos 16 millones de colores, la misma cantidad que permiten pantallas de contrastada calidad como la del Samsung Galaxy S8.

La resolución es un indicador de nitidez

Además de elegir una tecnología de pantalla capaz de mostrarte los colores con el máximo nivel de realismo, también es importante elegir el móvil con la mejor definición y nitidez en las imágenes. Estos parámetros vienen establecidos por la resolución de la pantalla.

La resolución de una pantalla viene expresada en píxeles, que es el punto mínimo de imagen con información que puede mostrarse. Cuanto mayor sea la cantidad de píxeles que pueden mostrarse en pantalla, mayor precisión y nitidez tendrá la imagen resultante.

La resolución es un indicador de nitidez

Las pantallas Full HD, que permiten matrices de 1.920 x 1080 píxeles, prácticamente se han convertido en un estándar ya que ofrecen una excelente calidad de imagen y un consumo de batería muy contenido, frente a los smartphones con pantallas 4K o Quad HD que ofrecen mejoras en la definición de las imágenes, pero a costa de penalizar seriamente la autonomía de la batería.

Por ello es importante no dejarse deslumbrar por la promesa de una pantalla 4K en un smartphone que necesitará estar cargándose cada poco. Es mejor opción una configuración de pantalla más equilibrada que te permita usar tu smartphone durante más tiempo sin tener que cargarlo.

Elige la mejor definición de las imágenes

Otro aspecto relacionado con la resolución de pantalla, y determinante para obtener una buena calidad de pantalla en tu próximo smartphone es la densidad de píxeles.

Puedes encontrar dispositivos móviles con una resolución Full HD con 1920 x 1080 píxeles, en tamaños de pantalla muy diferentes. ¿Cómo es posible que todas tengan el mismo número de píxeles si su tamaño de pantalla es distinto? Aquí es donde entra en juego la densidad de píxeles, valor que se expresa con el acrónimo ppp (píxeles por pulgada) o con su variante anglosajona ppi (pixels per inch).

Elige la mejor definición de las imágenes

El secreto para obtener la misma resolución en tamaños de pantalla distintos es que los píxeles no tienen un tamaño fijo. Una pantalla que cuenta con un elevado número de píxeles por pulgada indica que sus píxeles son más pequeños y están más comprimidos, de forma que se aumenta la definición de la imagen ya que se utiliza un mayor número de píxeles para representar una determinada imagen.

Podemos poner como ejemplo el caso del Aquaris X Pro de BQ, que cuenta con una pantalla Full HD de 5,2” y una densidad de píxeles de 423 ppp, mientras que el iPhone 7 Plus, cuenta con una pantalla Full HD de 5,5” con 401 ppp.

BQ Aquaris X Pro, toma de contacto de la cámara y sus funciones

En este caso, el iPhone 7 Plus tiene una pantalla más grande y una densidad de píxeles menor, lo cual indica que sus píxeles son más grandes y perderá definición y nitidez en los bordes de las imágenes que se muestren en su pantalla. Un logro más que destacado, teniendo en cuenta la diferencia de precio que separa a ambos smartphones.

Pantalla a pleno sol, la prueba definitiva

El brillo de la pantalla es otro de los aspectos claves en la elección de tu próximo smartphone, ya que es un factor determinante en tareas tan diversas como la intensidad de los colores o la visibilidad de la pantalla cuando la usas a plena luz del sol.

Todos nos hemos encontrado en alguna ocasión en la circunstancia de intentar hacer una foto en un soleado día de playa y ser incapaces de enfocar nada porque, literalmente, no se veía absolutamente nada en la pantalla a pesar de tener el brillo al máximo. Esto es porque la pantalla no era lo suficientemente brillante como para contrarrestar la intensidad de la luz solar.

Pantalla a pleno sol, la prueba definitiva

El brillo de la pantalla se expresa en nits, que es una medida que relaciona la intensidad de luz con la superficie iluminada. Lo que realmente importa es que, cuanto mayor sea el valor de nits, mayor será el brillo que emitirá esa pantalla.

Volviendo al ejemplo del Aquaris X Pro de BQ y del iPhone 7 Plus, la pantalla del nuevo buque insignia de BQ logra una cifra de 650 nits, mientras que la pantalla del iPhone 7 Plus se queda en los 625 nits.

Esto significa que, en idénticas condiciones a pleno sol, la pantalla del Aquaris X Pro será más fácil de leer y usar que la del iPhone 7 Plus ya que ofrece un mayor nivel de brillo.

Casi podrás tocar los colores

Durante los últimos años, los smartphone han vivido una absoluta transformación en lo que a dimensiones se refiere y los fabricantes han llevado a cabo auténticas proezas tecnológicas para reducir el espacio que ocupa cada componente, con el fin de reducir el grosor final o mejorar las prestaciones de los smartphones.

De ese modo, se han conseguido smartphones con baterías de mayor capacidad pero que ocupan el mismo espacio en el interior del dispositivo. Algo similar ha sucedido con las pantallas.

Pantallas In-Cell

Como ya comentábamos al principio de este artículo, las pantallas están formadas por una serie de capas superpuestas en las que cada una de ellas realiza una tarea. Esta superposición de capas hace que la pantalla ocupe un considerable espacio en el interior del smartphone y se aumente el peso final del dispositivo.

Los últimos avances en la construcción de pantallas han hecho posible la tecnología In-Cell. Con ella se consigue combinar varias de estas capas en una sola, obteniendo smartphones con pantallas más delgadas y ligeras.

Otra consecuencia directa de esta reducción de capas es que las imágenes que se muestran en la pantalla ganan viveza, ya que se reducen el número de capas que debe atravesar y se mejora la precisión en la respuesta táctil. Por lo que optar por smartphones que utilicen esta tecnología In-Cell garantiza una buena calidad y precisión de su pantalla.

bq Aquaris X Pro

Aquaris X Pro bq

Nota de análisis

83
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 7.1.1
    Tamaño 5.2 pulgadas
    Resolución 1920x1080
    Cámaras 12/8 mpx
    Capacidad 3100 mAh
    Memoria Interna 64 GB, 128 GB
  • Análisis (83)

    Llega la hora del análisis del bq Aquaris X Pro, el mejor móvil de la historia de la marca española que llega para revolucionar la gama media premium.

Computerhoy.com para BQ.