Cómo funciona Huawei: un viaje al corazón de China

Cómo funciona Huawei viaje corazón China

Huawei es una compañía que puede parecernos reciente, pero que en realidad le queda poco para cumplir los treinta. Comenzó fabricando dispositivos para otros, luego apostó por la calidad/precio de sus terminales para, finalmente, competir en el mundo de los buques insignia con otras grandes marcas como Apple y Samsung. Y es que, durante las últimas décadas, Huawei ha cambiado su estrategia por completo y ha sabido adaptarse a los últimos tiempos para destacar en un sector aparentemente sobresaturado (como es el mundo de los smartphones).

Por lo que parece, lo de hacer menos terminales, pero de más calidad, les ha funcionado a la perfección y les ha servido para diferenciarse del resto del mercado chino. 

Tras unos cuantos años de lucha encarnizada, la compañía ha escalado puestos progresivamente hasta convertirse en el segundo fabricante que más smartphones vende en nuestro país. Pero Huawei es mucho más que eso. Para conocerla a fondo, hemos realizado un viaje a Shenzhen, donde tienen su sede, para que nos muestren, desde dentro, cómo se "cocina" un teléfono.

También hemos tenido la oportunidad de hablar con varias de las mentes que idean estos equipos, algunas de las cuales nos han revelado un par de pinceladas sobre los próximos smartphones de Huawei.

Huawei, en cifras

Para que os hagáis una idea del volumen de negocio de Huawei, la compañía obtuvo el pasado marzo unos beneficios netos de 4.200 millones de euros, lo que implica sus ingresos alcanzaron los 43.208 millones de euros. Esto supone un 20% más que el año anterior.

Además, según la última investigación de Gartner, la compañía ha conseguido colarse en el tercer puesto de smartphones más vendidos del mundo con un 9,5% de la cuota global. Sólo le superan Samsung (con un 26,2%) y Apple (10,2%). A pesar de ello, este negocio no representa más que un 32,6% de sus beneficios, ya que el resto son servicios que ofrecen a empresas y operadoras. Por eso, si en algún momento, fracasan en el sector de los móviles, siempre pueden salir a flote con la otra rama de la compañía.

De momento la estrategia de la empresa es clara: "apostar e invertir en el sector móvil en Europa, y en concreto en España", tal y como ha declarado Jerry Huang, director de Marketing de Huawei. Y es que sólo en nuestro país ya cuentan con un 12,4% de cuota de mercado.

Además, el 34,8% de los usuarios españoles cuentan con terminales de gama media alta o alta (es decir, su precio no baja de los 400/500 euros), por lo que es un país muy interesante a la hora de invertir. En este grupo de terminales se pueden englobar sus dos últimos equipos de gama alta, el Mate S, que destaca por su tecnología Force Touch, y el P8, más compacto y ligero.

Lo que está claro es que es una compañía en constante evolución que se ha dado cuenta de sus puntos fuertes y los está explotando. En 2010 Huawei vendió 3 millones de dispositivos, y tan sólo cuatro años más tarde han llegado a los 75 millones. En 2015 quieren aumentar esa cifra hasta llegar a los 100 millones, y todo apunta a que lo conseguirán.

Con estos datos en mente no nos cabe duda de que para lo que queda de año, así como para el año que viene, necesitarán una apuesta potente de dispositivos, entre los que se incluirán el P9, el Mate 8 y alguna que otra sorpresa más.

Un wearable para niños, el P9 y el P9 Lite...y más

Durante el viaje, varios portavoces de la compañía confirmaron a Computer Hoy que estaban en proceso de fabricación del P9, su próximo top de gama, que se presentará en el próximo MWC junto con la versión Lite. Esta última configuración será el hermano menor del flagship, y tendrá como objetivo conquistar la gama media, al igual que lo ha hecho el P8 Lite

Huawei P8 Lite

P8 Lite Huawei

Amazondesde 146,45VER OFERTAS

Nota de análisis

71
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 5.0.2
    Tamaño 5 pulgadas
    Resolución 1280x720
    Cámaras 13/5 mpx
    Capacidad 2200 mAh
    Memoria Interna 16 GB
  • Análisis (71)

    Huawei P8 Lite, análisis completo y opinión de la versión reducida del Huawei P8. Cámara, diseño y precio son sus armas para arrasar en la gama media. Te contamos todo lo que debes saber del P8 Lite, sus virtudes y defectos, y resolvemos la gran duda: ¿merece la pena su compra?

Fuentes internas de la multinacional también confirmaron que, en breve, lanzarían en Europa un wearable para niños. Este dispositivo inteligente se conectará mediante Bluetooth 4.0 con un smartphone, y su función principal será la de tener localizado en todo momento al pequeño. El terminal será especialmente resistente, y ofrecerá la opción de insertar una tarjeta SIM para que se pueda conectar en cualquier lugar.

Huawei lanzará un wearable para niños en Europa

Todo apunta de que se trata del Huawei Glory Small K presentado hace un par de meses en China, aunque no hemos podido confirmar el nombre del equipo. 

Por si fuera poco, Kevin Ho, presidente de la línea de Dispositivos de Huawei, confirmó que veríamos otro flagship en 2015, por lo que deberemos estar pendientes durante los próximos meses. Y es que, si el Mate S se presentó en septiembre y en febrero se lanzará el P9, ¿Qué otro tope de gama les quedaría por presentar antes de que terminara el año?

Puede que se trate de un gama media o el esperado Mate 8, pero sólo el tiempo lo dirá. Lo que está claro es que la compañía pretende atacar por todos los frentes para hacerse con la mayor cuota de mercado posible.

Y es que, a pesar de que parezca un mercado sobresaturado de terminales, las estadísticas aseguran que no parará de crecer. De acuerdo con el último estudio de IDC el sector de la movilidad creció en 2014 un 26,3%, y parece que no tiene intención de parar. De hecho, la misma compañía prevé que en 2015 aumente un 11,3% adicional.

Cómo se fabrica un smartphone Huawei

Pero todo ello no sería posible sin las grandes mentes que están detrás de todos esos proyectos. ¿Cómo se llega a decidir que un determinado smartphone será su próximo buque insignia? ¿Los encargados de los componentes prevalecen sobre la estética del terminal o es al revés? En definitiva, ¿Qué fue antes, el huevo o la gallina?

Para contestar estas preguntas, y muchas más, hemos tenido la oportunidad de hablar con Joonsuh Kim, encargado de Diseño de Smartphones de Huawei. "Un móvil de la compañía tarda en fabricarse unos ocho meses, aproximadamente. Los diseños del terminal se crean entre 3 y 6 meses, pero con la incorporación del resto de materiales y componentes tarda de 8 meses aun año", ha señalado el directivo.

Además el directivo reconoce que, anteriormente, sus creaciones se focalizaban en un público mayoritariamente masculino, pero ahora los equipos se intentan hacer unisex. De ahí que ahora cuenten con terminales en tonos rosados, ya que intentan ampliar su campo de ventas al sector lifestyle. "Es cierto que nuestros equipos se diseñan pensando un poco más en los hombres que en las mujeres, pero ahora estamos casi en el centro", afirma Kim. 

Sin embargo, hay una cosa clara en el mundo de la movilidad a nivel de diseño: en un smartphone poco se puede innovar. En los inicios del mundo de los móviles se crearon distintos terminales con exteriores completamente sorprendentes, como por ejemplo una polvera redonda o teléfonos con forma cuadrada. Sin embargo, el que triunfó por encima de todos fue el rectángulo.

Los móviles más raros, sorprendentes y exclusivos

Teniendo en cuenta este principio, las novedades que se pueden incorporar son limitadas. "No es fácil hacer todos los años un nuevo smartphone y que sea reconocible por el público", señala Kim. A lo que añade que si copias un diseño a la competencia, los usuarios lo notan.

Eso sí, él mismo ha asegurado que el P9 será un terminal que "sorprenderá a todos". Y puede que sea un smartphone que realmente triunfe en lo que a diseño se refiere, ya que Huawei es un de las compañías que más invierte en I+D. En 2014, la inversión en este departamento fue de 6.600 millones de dólares, lo que supone un 14% más que en 2013. Esto implica que en la última década lleva invertidos más de 28.000 millones de euros, una cifra nada despreciable.

A pesar de ello, sólo el 10% de la fabricación de sus terminales se produce internamente, ya que un 90% se encargan a empresas externas.

Pruebas de resistencia...o la sala de tortura de los móviles de Huawei

Ya os hemos contado que los smartphones de Huawei tardan entre 8 meses y 1 año en estar listos para el público. Pero, ¿Cómo garantiza la compañía asiática que están listos para darle un uso convencional al equipo? A través de una serie de pruebas de resistencia, de vida útil y de factores externos.

Nosotros hemos tenido la oportunidad de verlas, y nos hemos llevado alguna que otra sorpresa. Y es que la compañía sólo está obligada a confirmar que sus terminales cumplen una serie de protocolos de seguridad, el resto es decisión propia de la multinacional.

La primera de todas las pruebas es detectar hasta qué punto resiste el teléfono golpes y caídas. Gracias a ello se aseguran que sus dispositivos son resistentes. La compañía tiene un básico que debe cumplir cualquier terminal antes de que se ponga a la venta: caídas desde 0,5 metros durante más de 1.000 veces, pruebas de torsión durante 500 repeticiones (es decir, doblar el móvil), pruebas de apoyo de un peso de hasta 70 kg o pruebas de presión durante 2.000 repeticiones. Esta última simula la presión ejercida en un teléfono si, por ejemplo, nos sentamos encima de él o le ponemos algo encima. 

Te enseñamos en vídeo cómo se pone a prueba un teléfono

Pero las pruebas de resistencia de Huawei no se dedican sólo a lo que le pueda hacer el usuario, ya que también tienen que pasar una serie de estándares de resistencia a factores externos para que funcionen en cualquier parte del mundo. Por ejemplo, un terminal de Huawei debe pasar unas pruebas de radiación solar durante 72 horas, pruebas de un cambio extremo de temperatura en 48 horas (de hasta 10º por minuto con un rango de entre -20º y 55º), o resistencia ante la humedad.

Para asegurarse de que sus productos tienen una determinada vida útil, la compañía también realiza una serie de pruebas. Por ejemplo, de uso de pantalla (800.000 pulsaciones a un panel), del botón de encendido (realizan hasta 200.000 pulsaciones), de conexión de salida de audio (5.000 repeticiones) o de conexión de salida microUSB (10.000 veces).