Estudio afirma que hablar a Siri y conducir es muy peligroso

Estudio afirma que hablar a Siri y conducir es muy peligroso

Para tener una conducción segura y maximizar la seguridad al volante es necesario, además de tener un estado físico óptimo, estar en un estado mental perfecto. De lo contrario la probabilidad de sufrir un accidente aumenta de manera exponencial. 

Hasta la fecha, los intentos por evitar distracciones al volante se han centrado en el estado físico del conductor, es decir, se ha tratado evitar las distracciones, prohibiendo y limitando todo lo que abstraiga o disipe la atención del conductor como la manipulación del GPS o del smartphone

Para ello, la mayoría de vehículos nuevos incluyen la posibilidad de poder sincronizar los terminales vía Bluetooth con el automóvil, lo que permite, en teoría, estar 100% concentrados en la carretera sin distraerse con posibles llamadas o notificaciones.

Ahora un nuevo estudio respaldado por la AAA del que se ha hecho eco Yahoo Tech asegura que los sistemas de control por voz pueden distraer de igual manera a los conductores y que el diseño de un sistema como el que pretende incluir Apple con su asistente Siri en los vehículos, puede ser fatal. 

Mata a un hombre y pregunta a Siri dónde esconder su cuerpo

"Ya sabemos que los conductores pueden llegar a obviar las señales de stop, los peatones o incluso a otros coches mientras usan la tecnología por medio de la voz, ya que sus mentes dejan de centrarse totalmente en la carretera", ha asegurado Bob Darbelnet, director ejecutivo de AAA.

"Tras este estudio hemos comprendido las deficiencias de estos dispositivos que, a priori, están destinados a mejorar la seguridad y que pueden causar un mayor nivel de distracción cognitiva", añade.

El estudio realizado en la Universidad de Utah por Joel M. Cooper, Hailey Ingebretsen, y David L. Strayer testó a 36 conductores en seis vehículos nuevos (Chevy, Ford, Chrysler, Toyota, Hyundai y Mercedes). Cada conductor tuvo que utilizar una serie de comandos de voz a través de los cuadros de mando, incluyendo la marcación de un teléfono y el cambio de música en el coche.

En el análisis se registró el ritmo cardíaco y se adaptó una luz intermitente a la cabeza de cada conductor para medir la actividad cerebral. Los investigadores establecieron una escala de 1 a 5 en el nivel de distracción de las actividades de conducción.

Intentar escribir un email utilizando comandos de voz obtuvo una puntuación de 3 sobre 5 en la escala de distracción. En pruebas de laboratorio, el sistema Siri de Apple obtuvo un 4 sobre 5. De los seis modelos probados, Entune de Toyota demostró ser el más fácil de usar y el que menos distracción provoca. MyLink de Chevrolet resultó ser el más molesto.

Los investigadores dicen que las principales razones en las que basaron las puntuaciones fueron la complejidad y los errores; el sistema de Toyota era simple y preciso por lo general, mientras que el sistema de Chevy comete errores más habitualmente.

El estudio, obviamente, tiene algunas advertencias y es que los conductores no estaban familiarizados con los sistemas utilizados, por lo que una mayor práctica previa podría haber mejorado las puntuaciones.

Los resultados son suficientes para AAA como para seguir instando a los conductores a no utilizar ningún tipo de control de voz al volante, y para empujar a los fabricantes de automóviles a cambiar los sitemas de asistencia de voz. 

[Imagen de Yahoo Tech]