Expertos desaconsejan usar lector de huellas del iPhone 5S

Expertos desaconsejan usar el lector de huellas del iPhone 5S

La vorágine de la presentación de los nuevos iPhone, las carcasas de plástico de colores, el procesador de 64 bits, la comodidad del lector de huellas, o los precios, nos han distraido de otros temas que parecen secundarios, pero que conviene meditar a fondo, antes de decidir si realmente son un paso adelante.

Hablamos de la necesidad de usar nuestras huellas como sistema de identificación en tareas cotidianas que se pueden llevar a cabo con métodos alternativos, como las contraseñas de toda la vida.

Touch ID

En una entrevista al periódico alemán Spieger Online, Johannes Caspar, experto en seguridad alemán, desaconseja utilizar las huellas y, por extensión, cualquier información biométrica, como sistema de identificación. Y mucho menos en tareas triviales como desbloquear un smartphone o realizar una compra.

El argumento de este experto es que "las huellas no se pueden eliminar. Permanecen con nosotros toda la vida. Por tanto no deben usarse como método de identificación cotidiana, y mucho menos si se almacenan en un archivo".

Durante la presentación del iPhone 5S, Apple mostró su nueva tecnología Touch ID, que usa la huella del usuario para desbloquear el smartphone, o realizar compras en la App Store. Apple asegura que la huella se guarda encriptada en una memoria alojada en el chip A7, y no sale de ahí. No se almacena en los servidores de Apple ni en iCloud.

Touch ID smartphone

Aún así, las constantes noticias que surgen estos días sobre el espionaje de la NSA y los hackers nos recuerdan que ningún sistema es invulnerable.

Si alguien roba tu email o contraseña, puedes cambiarlos, o borrarlos. Sin embargo, una huella dactilar es una "contraseña permanente" que no se puede borrar y está asociada a tí toda la vida. Si alguien la roba, podría usarla en tu nombre o rastrear tus pasos, y no habría forma de anularla porque es una información biométrica asociado a tu persona.

Johannes Caspar argumenta que Apple no ha explicado cómo y dónde guarda esas huellas, ni con qué software las gestiona, y el usuario no debería dar sus datos biométricos a nadie sin saber exactamente qué hacen con ellos.

Lo cierto es que es una cuestión difícil de argumentar, porque no tenemos datos que certifiquen si Touch ID es más o menos seguro. O, en el caso de un robo o un hackeo, ¿qué podrían hacer con nuestras huellas?

¿Compensa usar un dato biométrico para algo tan trivial como desbloquear un teléfono? Apple dice que sí:

 

Tienes de tiempo hasta que te compres el iPhone 5S para pensártelo...