FairSearch denuncia a Google ante la Comisión Europea

FairSearch

Parece que los problemas de Google con el colectivo FairSearch, compuesto por 17 compañías como Nokia, Microsoft, Oracle o TripAdvisor, no han hecho más que empezar. En efecto, sólo unas semanas después de que el grupo presentase "objeciones" contra la compañía por tratar de apropiarse de varios de los nuevos dominios de primer nivel (como .app, .map, .search o .earth, entre otros), la compañía tiene que afrontar más problemas legales. Esta vez en Europa, ya que FairSearch ha denunciado a Google ante la Comisión Europea por utilizar su sistema operativo para móviles Android de forma monopolística.

La denuncia se ha realizado en base a la estrategia anticompetencia de Google para dominar el mercado de los móviles y en su uso del consumo de datos móviles de sus usuarios para la publicidad online. El grupo ha emitido un comunicado en el que explica las razones para llevar a cabo esta acción. En él, sus integrantes afirman que "Google utiliza su sistema operativo para móviles Android como Caballo de Troya para engañar a sus socios, monopolizar el mercado móvil y controlar los datos de los usuarios". El grupo pide a la Comisión que actúe con rapidez y decisión, y manifiesta que si no se hace nada, Google se animará a repetir en los móviles el abuso de poder dominante que ya lleva a cabo en los ordenadores.

Google ha conseguido este domino en el mercado móvil cediendo su sistema operativo Android a los fabricantes de smartphones y tablets de forma gratuita. Pero en realidad, si un fabricante quiere integrarlo en sus dispositivos, tiene que incluir en él otras apps de Google de forma obligatoria, como Maps, YouTube o Play, sin las que no puede poner en marcha diversos servicios o acceder a otras aplicaciones con facilidad. De esta forma, otros proveedores se encuentran en desventaja. Además, Android consigue el control de los datos de los usuarios de la mayoría de smarpthones que hay en el mercado en la actualidad.

Esta denuncia llega en un momento crucial, puesto que el consumo de Internet en los móviles aumenta día tras día, y se espera que muy pronto, el tiempo que los internautas pasan conectados a través de sus teléfonos supere al tiempo que invierten en hacerlo en sus ordenadores.