El fenómeno iPhone pierde fuerza

Por primera vez desde su lanzamiento en el año 2007, el número de propietarios de un iPhone que aseguran que de forma definitiva, o probable, se decantarán por otro smartphone de Apple cuando llegue la hora de sustituir su terminal actual, se ha reducido en el último año.

Así lo revela las conclusiones del reciente estudio realizado por Strategy Analytics que afirma que en EEUU un 88% de usuarios iPhone mantendrían su fidelidad, frente al 93% del 2011. En Europa Occidental el descenso es más acusado, y pasa de 88% del año pasado al 75% actual. Aunque las cifras no pueden considerarse alarmantes, suponen un fuerte toque de atención para los responsables de Apple, ya que apuntan directamente a la base de clientes actual y marcan un peligroso cambio de tendencia en los consumidores. La falta de innovación en los últimos productos y una competencia cada vez más fuerte, parecen ser los motivos principales de este descenso de la fidelidad por parte de un cliente caracterizado por su fuerte compromiso con la marca.

Sintomáticas son las cifras en el mercado europeo donde Android gana terreno a pasos agigantados. Según los datos de Kantar Wordlpanel, en las últimas 12 semanas de ventas, hasta el 30 de septiembre, el sistema operativo de Google alcanzó una cuota de mercado del 67%, frente a 51% en el mismo periodo del año anterior, mientras que iOS bajó unas décimas hasta situarse en el 16,5%. Con este panorama entra un nuevo competidor a escena, Windows Phone 8, que esta vez parece que sí podría restar clientes a los dos grandes. ¿Y tú qué opinas? ¿Te subes o te bajas del fenómeno iPhone?