Los grupos paramilitares prefieren Android antes que iOS

Al Qaeda y otros grupos yihadistas usan sistemas de encriptación basados en Android.

El espionaje indiscriminado y universal de la NSA ha tenido repercusión no sólo en los usuarios que usan Internet para comprar en Amazon o para cotillear en las redes sociales, sino también en los grupos paramilitares que operan a escondidas en todo el mundo.

La firma de seguridad Recorded Future ha publicado un informe que nos llega vía Apple Insider. En él se indica que en los cinco primeros meses tras las revelaciones de Edward Snowden, se detectaron importantes cambios en los sistemas de encriptación de Al Qaeda, así como "una notable aceleración en la innovación, especialmente en tres plataformas yihadistas y tres nuevas herramientas de encriptación de tres organizaciones diferentes: GIMF, Al-Fajr Technical Conmitee e ISIS".

El informe señala que GIMF y Al-Fajr T.C. han lanzado dos nuevas apps para Android y Symbian en los últimos meses, publicitadas como "los últimos avances tecnológicos" para evitar ser detectados. Concluye que los grupos yihadistas se apoyan en las apps móviles y en Android para establecer sus comunicaciones.

La NSA espió a 122 jefes de estado

Lo cierto es que la elección de Android parece obvia. Resulta más sencillo instalar apps que no están firmadas fuera de las tiendas de apps oficiales, hay más documentación para desarrollar apps, y los smartphones Android son más baratos y más fáciles de encontrar en países pobres o en vías de desarrollo, que es donde suelen tener sus bases los grupos paramilitares.

Los últimos datos hablan de que más del 80% de todos los smartphones que hay en el mundo usan Android, así que parece lógico pensar que también son los que más se utilizan tanto en tareas lícitas, como ilícitas.

El espionaje masivo de los gobiernos ha cambiado las reglas de juego, para lo bueno y para lo malo. Las consecuencias aún no están claras. Habrá que esperar unos años para descubrir el impacto de estas revelaciones.