Honor se lanza como marca independiente de Huawei en Europa

Honor Marca

Nadie terminaba de comprender la presentación de Honor en Berlín de martes 28, en la que presentarían su "nuevo" Honor 6. Y es que lo que han presentado no ha sido un teléfono, sino una marca al completo. Después de crecer bajo el ala de Huawei, Honor ha decidido lanzarse de una forma más independiente al mercado europeo, en un clima que, según han asegurado, será de coexistencia con la marca madre. Según aseguran, su Honor 6 no se enfrenta directamente con el Ascend P7 que se ha convertido en el nuevo buque insignia de Huawei desde su presentación en IFA.

A pesar de todo, los términos de esta independización no están muy claros. Según se ha comentado en la presentación, siguen dependiendo de Huawei para muchos componentes, así como para los protocolos de atención al cliente, y determinados momentos de la cadena de montaje. Honor se está independizando, pero poco a poco.

Así es el Huawei Honor 6, un terminal de muy alta gama, a un precio de escándalo

Y los más beneficiados en este caso seremos nosotros, los consumidores. Según Jeff Liu, presidente actual de Honor, nos encontramos con una empresa mucho más enfocada a Europa, y concretamente a un sector del mercado muy específico: los nativos digitales. Honor ha querido asegurarse de que sus terminales acaben en manos de un público más experto que la media en tecnología, un consumidor que sabe lo que quiere y que sabe donde encontrarlo.

Todo el sistema de distrubución de la nueva marca gira en torno a ese concepto, comenzando precisamente por la venta. El Honor 6 no se venderá offline, y sólo se podrá adquirir a través de los asociados de la compañía. En nuestro país, el vendedor más destacado será Amazon.

Honor

Sobre este particular hemos tratado con uno de los directivos de producto de la compañía, que aseguraba estar convencido de que las tiendas online mantendrían en precio recomendado por la compañía: 299,99 euros.

Avanzando en paralelo, pero sin pisarse

Honor no busca ponerse en el camino de Huawei, y además de la diferencia geográfica entre Asia y Europa, los recién llegados aseguran que su público será bastante más selecto y especializado que el de su empresa madre. 

Esta tendencia hacia un público “nativo digital” se percibe con el desarrollo de producto: dado que su intención es dejar de depender del departamento de I+D de Huawei, no les queda mucha más opción que innovar ellos mismos. Y dado que, segun aseguran, quieren adaptarse a las necesidades del consumidor como ninguna empresa hasta ahora, basarán todos sus ideas en el feedback.

Por eso, cuando hemos preguntado a los ponentes sobre posibles wearables de Honor, su contestación ha sido: “es muy sencillo, si queréis wearables de Honor, pedídlos en nuestra página”.

 

La compañía está poniendo toda la carne en el asador al lanzarse así a un mercado tan saturado como es el de la telefonía móvil, pero tiene claro el plan de vuelo: “no vamos a parecernos a las demás marcas. Difícilmente veréis un anuncio en televisión de Honor”. Acciones de publicidad alternativa, enfocada a un público joven y que conoce el producto, aunque no en España.

Según hemos podido entresacar de las declaraciones, Honor no tiene pensado realizar una campaña especial en nuestro país en un futuro cercano. Hay que tener en cuenta que se trata de una marca emergente, y que está sacando un producto de muy alta calidad a un precio tremendamente bajo, así que puede que la publicidad no les haga falta.

Además, la marca ha asegurado que no utilizará estrategias de "marketing hambriento", como OnePlus, que se plantea como su principal y más inmediato rival a batir. Aquí cuenta con una ventaja significativa: mientras que la Atención al Cliente y el servicio postventa es uno de los puntos más débiles de OnePlus, Honor aún comparte estos servicios con Huawei, con lo que se asegura un canal seguro para todo el seguimiento de producto después de su compra. Y no es lo único que sigue teniendo en común con la marca.

Foto del cargador y del packaging del Honor 6

 

Un viejo conocido

En cuanto a los teléfonos presentados, ya os hablamos del Huawei Honor 6, que está más reservado al mercado asiático, mientras que el Honor 6 a secas se especializa en el europeo. Básicamente, son el mismo terminal. Con un procesador Kirin 920 de ocho núcleos (cuatro Cortex A-15 y cuatro A7), monta una de las baterías más grandes del mercado: 3.100 miliamperios. 

Esta carga es más que necesaria para soportar tanto el consumo del procesador como el de de la pantalla, una FullHD de 5 pulgadas, enmarcada en un cuerpo de 139,6 x 69,7 x 7,5 milímetros. Está encajado en un marco de aluminio que destaca especialmente por su difusión del calor. De hecho, durante la presentación a los periodistas se les han proporcionado cámaras térmicas, y han podido comprobar la diferencia de temperatura entre sus propios teléfonos y el Honor 6

temperatura honor 6

Tiene conexión con LTE 4G en categoría 6, algo tremendamente adelantado teniendo en cuenta que hasta hace dos días estábamos hablando de la categoría 4 como de oro en paño. Sale a la venta hoy mismo, por el precio de 299,99 euros en Europa. 

Galería de fotosver las 0 fotos

Y si sigue siendo demasiado caro como vosotros, no os preocupéis demasiado: Honor también ha pensado en la gama media con el Honor 3C. Este terminal pertenece a la gama media casi exclusivamente por su precio, ya que los pocos componentes que hemos conocido en el atisbo que se ha dado del teléfono podrían pertenercer sin problema a un buque insignia mediocre.